AUTORRETRATO AL MEDIODÍA por DAVID MARDARAS



Esas luces de los baños
de los garitos nocturnos,
de los garitos diurnos
en los que parece
que ya es de noche.

Luces que han detenido el tiempo,
que te sostienen incólume en el devenir:
dadme la sagrada gracia del artificio,
el fuego de la ciencia que la técnica
trajo a este tiempo
para nunca más dejarnos ir.

Y tengo la capacidad de abandonarme
a la música o aislarla por completo
de mi pensamiento consciente.
En la calle, hacia las 14:30,
la luz del sol baña de oro
los colores de los cuerpos
en una fluorescencia
que es al mismo tiempo
un holocausto nuclear y el paraíso.

Y tú quieres que diga algo.

Pero sólo soy una máscara
de éxtasis que sonríe
navegando en los océanos de oro y añil.

David Mardaras


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.