Rogativa

Comprendo las campanas como un corazón de bronce y su tañer como el ritmo de la sangre que bombea un pueblo todo, junto, su latido. Las campanas pertenecen a esa clase de objetos que no distinguimos en el horizonte de lo cotidiano, de tan acostumbrados –un vaso, una caja, una puerta, una llave, una navaja–

Leer más…

 

El rey del bosque

«No era esto lo que soñaba cuando soñaba con ser libre». A poca distancia de la ciudad de Roma se encuentra el Lago de Nemi, llamado en la Antigüedad «Espejo de Diana» y resguardado de miradas inoportunas por un bosque sagrado, como lo son todos los bosques, como deberían serlo. Es el santuario de la

Leer más…

 

Abril hueveril, mayo pajarayo

Y llegó mayo pajarayo con sus flores. Mayo siempre tuvo algo de pórtico, de heraldo que anuncia tiempos mejores ya cercanos. Sus días más largos, el frío doblegado –salvo la incertidumbre de Santa Rita, que da y quita– y el trigo en los altos eran presagios de un mundo mejor, promesa de fruta al alcance

Leer más…

 

Tontos y listos

Mi hermano José y yo nacimos el mismo día, con cuatro años de diferencia. Para mí siempre ha sido una feliz coincidencia pues, además, ese día es El Cristo, la fiesta de mi pueblo. Mi hermano José y yo, compartimos signo zodiacal, Virgo, pero somos bastante diferentes, circunstancia que me ha impedido creer en los

Leer más…

 

Origen

No deja de resultar paradójico, a la vez que evidencia lo ayunos que estamos del verdadero sentido de la existencia, de los hilos que tejen y traman nuestras vidas, que en un mundo en el que la velocidad es seña de identidad, característica que define nuestro tiempo, quizás por ir tan rápido, no nos damos

Leer más…

 

Generosidad

Abro las puertas de madera de iroco del Aleph. Le puse ese nombre por el cuento de Borges, porque deseaba que allí se encontraran «todos los lugares del orbe vistos desde todos los ángulos», pero mejor, porque aquel sería un lugar de encuentro de amigos y así ha sido. Esta tarde, sin embargo, recorro solo

Leer más…

 

A tientas

No es que tomáramos la decisión a tientas, porque teníamos referencias y nos habíamos informado por otros medios, pero, en su literalidad, se puede decir, que a tientas elegimos el colegio en el que matriculamos a León, pues no lo pudimos visitar ni ver sus instalaciones. Uno más de los muchos efectos colaterales, aunque este

Leer más…

 

Ladrones

En aquellos años de juventud primera, cuando nos iniciábamos en los misterios de la noche y amábamos la noche como se aman dos enamorados, al llegar el último fin de semana de marzo y con él el incomprensible cambio de hora, el disgusto era gordo, el ánimo indignado y avanzada la noche acariciábamos la tentación

Leer más…

 

Paciencia

Sin haber hecho una investigación exhaustiva, considero que la palabra más mendaz y dañina que existe es ‘mío’. Si la elimináramos del diccionario –y con ella al resto de los pronombres posesivos–, el mundo mejoraría. Nada es mío, nada nuestro. Borges escribió: «Nuestra suerte, adversa o piadosa, es obra del azar, que es inescrutable». Sustituyan

Leer más…

 

Es preciso el coraje

Recuerdo, siendo niño, los sábados, después del baño semanal, con pijama y bata, peinadito, cenar viendo el partido de fútbol semanal que echaban por la tele. Lo recuerdo como un momento de felicidad, quizás por estar limpio y oler bien, quizás por sentirme partícipe de aquellas horas que durante la semana pertenecían al mundo de

Leer más…

 

No tweets to display