FATUM



lo que sí y lo que no y por qué sí o por qué no, me pregunto ahora que comienzo a tener para ello de nuevo tiempo, todo, siempre, tan complicado... en eso pienso estos días, justo a punto de finiquitar ya de una vez mi odisea, poner al fin el huevo en mi nido y reencontrarme con el amor y la amistad verdadera, tras tantas semanas de zapatos y carretera, clientes, ciudades y pueblos, tanto extrañamiento durante tantos días de ruta, lo que sí y lo que no y por que sí o por qué no, una de las preguntas que me obsesiona últimamente, el por qué de las afinidades y los sentimientos, de dónde vienen y a dónde van, nacen, evolucionan y se modifican... como las olas del mar, como las hojas brotando y cayendo, van y vienen los sentimientos, y como esponjas los absorbemos, casi sin que lo notemos, por ósmosis o negligencia, endurecen o suavizan nuestra corteza... ojalá fuera todo más sencillo, pienso, más nítido y fácil, más transparente, pero no lo es, hay que vivirlo para poder comprenderlo, disfrutarlo y sufrirlo, y qué extraño todo, el camino y los corazones, la humanidad y los sentimientos, en eso, al margen de vender zapatos, pienso estos días...


Vicente Muñoz Álvarez

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*