EBCPE. Yolanda Castaño





¿Sigue siendo -o ha sido alguna vez- revolucionario escribir sobre sexo?

Revolucionarias son las actitudes y nunca el tema sobre el que se escribe. Hay quien es mil veces más provocador escribiendo sobre el idioma que otra gente haciéndolo sobre sexo.


Relacione estas dos palabras: “sexo” y “soledad”.

Lo difícil es que al relacionarlas no se cruce en ningún punto la palabra “masturbación”. En ningún aspecto posible.


En “Erosionados” hay 25 autoras y 23 autores. ¿Cree que importa el género en la literatura (y en general)? 

Es cierto que la escritura firmada por mujeres ha sido siempre de algún modo más carnal, aunque también que a ellos parece costarles más no acabar cayendo en las mismas miserias de siempre. Con todo, ese es precisamente el estimulante reto que creo que  encara el futuro: conocer nuevas vías masculinas para tratar un tema tan delicado y a la vez fascinante y repleto de potencial como el erotismo. Vías, precisamente, con más matices desde el punto de vista del género. El machismo es uno pero las masculinidades son muchas. Ellos también tienen género y a mí me apetecería que nos lo enseñasen… –con gracia, gusto y talento- un poquito.


¿Mecanografiado o a mano?
Esa es precisamente la orientación que a mí más me gusta darle al últimamente tan desgastado adjetivo ‘digital’: todo aquello que pueda hacerse con los dedos.


¿Por qué la habitación de un hotel?

Los hoteles, como los viajes, no son nada que tenga que ver con el espacio. Sino con el tiempo. Son un tiempo encapsulado, un paréntesis, una nota al margen de nuestra edad. Donde no hay pasado ni tampoco futuro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.