BARUCH SPINOZA


Tal día como hoy, un 27 de julio de 1656, la comunidad judía de Amsterdam pronunció un Herem contra Baruch Spinoza, algo así como la excomunión hebrea, por el cual se le expulsaba de la comunidad.
En palabras de Bertrand Rusell, Baruch Spinoza fue tal vez el más noble y amable de todos los filósofos y su Ethica quizás una de las obras cumbres del pensamiento humano.
No está mál recordarlo en estos días aciagos, por ser uno de los adalides de la libertad de pensamiento. Sin ella no somos más que borregos, en el mejor de los casos un rebaño unido, que es en lo que quieren convertirnos y en lo que por desidia, pereza o miedo, por desgracia, nos estamos convirtiendo. 
Tomemos ejemplo, antes de que sea demasiado tarde. Por nuestro bien, confío en que ignoremos la última parte del edicto, en la que se nos conmina a no mantener ningún tipo de trato con la inteligencia y el sentido crítico, que viene a ser lo mismo.
Salud


Por la decisión de los ángeles, y el juicio de los santos, excomulgamos, expulsamos, execramos y maldecimos a Baruch de Spinoza, con la aprobación del Santo Dios y de toda esta Santa comunidad, ante los Santos Libros de la Ley con sus 613 preceptos, con la excomunión con que Josué excomulgó a Jericó, con la maldición con que Eliseo maldijo a sus hijos y con todas las execraciones escritas en la Ley. Maldito sea de día y maldito sea de noche; maldito sea cuando se acuesta y maldito sea cuando se levanta; maldito sea cuando sale y maldito sea cuando regresa. Que el Señor no lo perdone jamás. Que la cólera y el enojo del Señor se desaten contra este hombre y arrojen sobre él todas las maldiciones escritas en el Libro de la Ley. El Señor borrará su nombre bajo los cielos y lo expulsará de todas las tribus de Israel abandonándolo al Maligno con todas las maldiciones del cielo escritas en el Libro de la Ley.

Pero vosotros, que sois fieles al Señor vuestro Dios, vivid en paz. Ordenamos que nadie mantenga con él comunicación oral o escrita, que nadie le preste ningún favor, que nadie permanezca con él bajo el mismo techo o a menos de cuatro yardas, que nadie lea nada escrito o trascripto por él.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*