Mundos con letras

MI VECINA

Mi vecina me ha pedido, por favor, que deje el piano. Dice que con cuarenta y seis años es imposible que aprenda. Ya no puede  soportar más escalas interminables ni arpegios imposibles. O lo dejas o me voy, me dijo hace un par de semanas. La ventana de su habitación está enfrente de la mía y últimamente no cierra las cortinas a pesar de que sa...

Read More »

MI CORTE DE PELO FRANCÉS

Este verano me corté el pelo en una peluquería del sur de Francia. La peluquera no sabía inglés y yo no hablo francés, de suerte que le expliqué lo que quería mediante gestos. Me vi a mí mismo reflejado en el espejo con una capa azul cielo sujeta al cuello haciendo movimientos extraños con las manos. Ella pareció entender...

Read More »

MI FOTOGRAFÍA EN EL CAFÉ BRÄUNERHOF

Cerré el libro y salí al andén como cada día. Iba pensando en mis cosas subido en las escaleras mecánicas cuando me di cuenta que me había confundido de estación. Miré el plano y comprobé que aquella no era ni siquiera mi ciudad. Salí a la calle y, en perfecto alemán con acento vienés, pregunté por el caf&...

Read More »

CHOCOLATE

En casa somos seis y dos gatos, y a ninguno le gusta el chocolate con naranja excepto a mí. No tengo que preocuparme; siempre que quiero lo tengo en la despensa, a nadie le interesa. Hoy, sin embargo, me he dado cuenta que alguien se ha comido media tableta. Y todos lo niegan. Ahora mi mujer ha salido al jardín para hablar por teléfono. Está inquieta y no parece darse...

Read More »

EL SALMOREJO ES LO QUE TIENE

Era el padrino en la boda de mi mejor amigo y una pequeña mancha de salmorejo me estropeó la camisa durante el aperitivo. Fui al aseo muy cabreado. Colgué el chaqué en una puerta junto a la corbata y me quité la camisa. Con cuidado froté la mancha hasta que salió completamente. Mientras orientaba la tobera del secador de mano hacía la zona ...

Read More »

SU CASA

foto: mía Cuando salí de su casa miré hacia arriba. Estaba asomada sin decir nada, sólo mirando mi marcha. Con un beso se volvió a esconder y dejó la ventana abierta para ventilar el olor a culpa. Después yo, ya en el coche, comprobé mi estado antes de volver a la mía.

Read More »

SUEÑOS EN BLANCO Y NEGRO

La mitad del tiempo soy yo mismo; la otra mitad soy lo que dicen los prospectos de los antidepresivos.  El caso es que soy yo mismo sólo cuando duermo, de suerte que los sueños son mis experiencias más reales. Ayer, sin ir más lejos, lo pasé en grande hablando con Sofía Loren en blanco y negro.

Read More »

PRIORIDADES

Me acerqué a ella después de la rueda de prensa. Cuando llegué me miró de arriba a abajo y se disculpó porque prefería estar sola para terminar su artículo. Al mirar su cuaderno pude leer: arroz, café, vino, salmón ahumado, nata...  Fue deprimente.

Read More »

LAS RODILLAS DE SUSANNE

Siempre había querido conducir un Citroën Tiburón negro. Para hacerlo, robé uno cuando vivía en París. Me pasé todo el día dando vueltas por la ciudad recreándome en la mirada envidiosa de los peatones. Al llegar la noche, lo dejé aparcado en el mismo lugar de donde lo cogí y me fui a buscar a mi novia a pie. Trabajaba a ...

Read More »

LAS GEMELAS

Enamorarse de dos hermanas gemelas tiene delito; que las dos te correspondan supone ya complicarse demasiado. El caso es que los defectos de una eran las virtudes de la otra, con lo que sólo estando con las dos me sentía a gusto. Al principio nos hacíamos un lío, pero terminó siendo divertido... aunque agotador.

Read More »