Descartemos el revolver

Diario ruso-español (16)

Es terrible el momento en que, sin darte cuenta de que el momento es terrible, experimentas que no puedes tenerlo todo en la vida. No puedes volverte contra ese destino, así que agachas la cabeza. Así espero yo a que... Leer más ›

Read More »
Tags:

Diario ruso-español (15)

Al salir de la biblioteca, y antes de ir al supermercado, me siento en una terraza. Pido una caña. A la mujer de al lado le suena el teléfono. Acaban de servirle un Martini rojo, al que da un pequeño... Leer más ›

Read More »
Tags:

Diario ruso-español (14)

«Hay que madrugar, pero tarde», le explico despacio a Helena cuando se presenta en nuestra cama a las siete menos cinco. «No voy a vivir para siempre», le advierto, aunque no será por ganas. «Quiero el bibe; ahora», dice. Me... Leer más ›

Read More »
Tags:

Diario ruso-español (13)

Me he organizado bien, y desperdicio casi toda la mañana. Una vez leí en una novela que un país se mide por lo que hacen sus gentes entre las ocho y las diez, nada más. Yo consigo hacer algo a las... Leer más ›

Read More »
Tags:

Diario ruso-español (12)

Tengo que ir a dar un pésame. Cuanto antes me lo saque de encima, me digo, mejor. Así podré pensar en el España-Marruecos, y quizás en arreglar la persiana. Pero al final prefiero ir retrasándolo para que sea lo penúltimo... Leer más ›

Read More »
Tags:

Diario ruso-español (11)

24 de junio Acostarse tardísimo y después madrugar tiene sus gratificaciones. Helena y yo vemos a un ciclista increpar a un peatón por no apartarse de la acera, que es suya, y veinte metros después sufrir una avería. “¿De qué... Leer más ›...

Read More »
Tags:

Diario ruso-español (10)

23 de junio En la mesa de al lado, una señora que lee El Mundo estudia la fotografía de Neymar, arrodillado en el medio del campo, tras el partido contra Costa Rica. «¿Y por qué llora el parvo este?», pregunta.... Leer más ›

Read More »
Tags:

Diario ruso-español (9)

En la lista con el material escolar que Helena necesitará para septiembre, se incluye un punzón con punta de metal y mango de madera. El empleado de la papelería nos lo muestra con tiento. Lo sopeso. «Helena, llegado el día... Leer más ›

Read More »
Tags:

Diario ruso-español (8)

Todas las semanas sorprendo dos o tres veces a la vecina del bloque de al lado, la que tiene un perrito blanco, tirando la bolsa de la basura a la papelera. Es feísimo. Me llevan los demonios al verla. Cuando... Leer más ›

Read More »
Tags:

Diario ruso-español (7)

«¡No quiero dormir más!», grita Helena desde su cama. Hago que ronco, para escaquearme, pero M hace que ronca aún más fuerte y profundo. Qué sangre fría tiene esta mujer. Yo no sería capaz. Me levanto. Tardo en llegar a... Leer más ›

Read More »
Tags: