Descartemos el revolver

Una noche con Iñaki Uriarte

Quedé a cenar con Iñaki Uriarte a las nueve de la noche, en el restaurante Monterrey, de Bilbao. Al fin íbamos a conocernos. Hacía calor y fresco a la vez. Para días así siempre salgo con chaqueta, pero en la... Leer más ›

Read More »

Rajoy, el nombre que no sabía irse

En 1981, cuando algunos aprendíamos aún a leer, Mariano Rajoy ya había entrado en política. Al poco, nos sacamos el graduado, fumamos el primer cigarro, sin tragar el humo, y para entonces él había sido presidente de la Diputación de... Leer más &#8250...

Read More »

Mujeres en la cama

Gina Berriault murió en 1999 de una «breve enfermedad», según su familia. Tenía 73 años. Se hallaba inmersa en un libro titulado The Great Petrowski cuando se le diagnosticó una dolencia terminal. Tuvo tiempo de acabarlo, pero ya no de... Leer más &#82...

Read More »

Un título para Karius

Dos errores centelleantes, con una diferencia de treinta y dos minutos, fue cuanto necesitó Loris Karius para perderlo todo: fortuna, talento, juventud, incluso belleza. Solo se salvó el amor, cuando al finalizar el partido la afición del Liverpool se ...

Read More »

Gente friolera

En el segundo F hay vecinos nuevos. Son una pareja, ambos delgados y altos. Todavía no han puesto sus nombres en el buzón. Ella porta un maletín para ir a trabajar, se recoge el pelo en una coleta y cuando... Leer más ›

Read More »

El estilo Tom Wolfe

La noticia de la muerte de Tom Wolfe en el día de ayer me pilló en la página 332 de Bloody Miami, de Tom Wolfe. No podía creérmelo. Qué clase de casualidad era esa. «Aquí murió el autor», anoté en... Leer más ›

Read More »

Prótesis de mano

Cuando suena el timbre, y estoy solo, me levanto a abrir casi siempre de puntillas, como si no hubiese nadie en casa, y me susurro «soy hombre muerto». Es un juego secreto. En una época en que estuve obsesionado con... Leer más ›

Read More »

Sueño sin fin

Quedé con Bruno Montané a la una del mediodía, hace un par de domingos. Era vísperas de Sant Jordi en Barcelona y el poeta de Valparaíso me propuso que nos encontrásemos en la Plaça Vicent Martorell. «Si entras en la... Leer más ›

Read More »

Manos en movimiento

Cuando no sabes qué hacer con las manos, ni tal vez con la vida, a veces dejas que avancen como arañas hasta el teléfono, y entonces empiezas a mirar la agenda de contactos distraídamente. No buscas nada en particular, solo... Leer más ›

Read More »