3 POEMAS de DAVID JARABA



EL COLOSO EN LLAMAS

Predicar en el desierto.
Tan inútil hablar a todos
como hablar a ninguno.

Transformar el agua en vino,
transmutar el plomo en oro,
la vida en cenizas para un huerto.

Cristo contra los romanos
Cristo vs Arizona,
la corona de espinas en el ecuador
convirtiendo el mundo
en un reloj de arena.

Compré -ridículo- tres rosas rojas
al hombre con córneas de cara de rey.

Tras deshincharse mi cuerpo
nunca crecieron las flores;
la sal había inundado mi tumba.

Un legado en ruinas
como el apellido Kennedy.


CENOTAFIO DE LA TURRITOPSIS NUTRICULA

Yo ya he estado vivo,
siempre lo he estado.
He conocido -conozco- los ritos
las leyendas, las tradiciones;
en mi tersa carne reposan las balas,
las llagas, el acero;
el agua, los clavos, el fuego.

Esperé cien años en los campos de Gettysbourg
antes de volver.
Aquella niebla en torno a la casa Wentz,
el gas sarín quemando mis pulmones.
Vodka frío, hipotermia.
Tequila, sol, sobredosis.

Así es mejor;
el nuevo amanecer sólo traerá moscas y buitres


TROMPETAS EN EL CIELO DE DITE

No existe el pasado,
el presente sólo es una piedra
directa hacia la porcelana del futuro.
Un mariachi canta mi evangelio
y las monedas siguen pesándome en el bolsillo.

Desconozco la lengua y el lenguaje de las mariposas,
no sus aladas afiladas.
Al Pacino en Scarface Vs Robert de Niro en Taxi Driver.
Apunto un nombre, paso de página,
aprieto el gatillo:
pulso firme de bayoneta cosaca.

Porque alguien tiene que hacerlo.
Porque es algo personal.
Porque sigo siendo el rey.


David Jaraba


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.