Momentos mágicos del cine americano convencional. HOURS. PAUL WALKER, D.E.P.

Los años nos acechan por los caminos de la vida y nos asaltan, pillándonos siempre desprevenidos, de la misma forma que Dick Turpin asaltaba a los viajeros ingleses del s. XVIII. Así que el tiempo va curtiendo nuestro pellejo y lo va cubriendo de cicatrices, manchas extrañas y bultos todavía más extraños jugando caprichosamente con nuestra epidermis: ahora te quito el pelo donde deberías tenerlo y te lo pongo en sitios donde jamás hubieras imaginado que podía florecer.

El tiempo también causa estragos en nuestro cerebro o, al menos, en el mío.

Y ahora es cuando voy a darles una muestra de lo que hablo.

Hours (Eric Heisserer, 2013) es una película americana que pertenece a un género que siempre ha tenido mucho tirón. Me estoy refiriendo al género de los Estrenos TV de Calidad. Es decir, son los mismos planteamientos argumentales de los telefilmes de sobremesa dominical pero rodados con más presupuesto, más estilo y mejores actores.

Voy a hacer un resumen del argumento de Hours y advierto de que voy a desvelar su final.


Hours es un thriller dramático con un planteamiento interesante y una ejecución correcta. Resulta que el protagonista absoluto de Hours (el recientemente fallecido Paul Walker) es un señor que sufre una de las más terribles tragedias que un occidental puede sufrir: su mujer muere durante el parto. Una situación anímica que no me puedo ni imaginar porque yo no sé cómo se gestiona eso del luto por el ser amado coexistiendo con la alegría de la llegada al mundo de una nueva vida que, además, es tu hija.

Sin tiempo para asimilar la muerte de su esposa, como ya digo, Nolan se encuentra a sí mismo en una sala de un hospital frente a una diminuta neonata que necesita ventilación asistida durante 48 horas. El hospital está en Nueva Orleans y el huracán Katrina está en Nueva Orleans. El hospital es evacuado precipitadamente y Nolan tiene que permanecer frente a su hijita hasta que reciba la ayuda de un equipo especial de traslado de un paciente de las características de su hijita. Pero Katrina no está por la labor de colaborar, así que cuando finalmente el hospital queda incomunicado y deshabitado, Nolan tendrá que conseguir mantener con vida a un pequeño bebe que necesita ventilación asistida durante 48 horas. Ahí tienen ustedes el thriller que viene acompañado con un poquito de esa gran verdad que la Historia ha demostrado en numerosas ocasiones: en situaciones límite, el ser humano es capaz de cometer las más salvajes atrocidades pero TAMBIÉN las más nobles y desinteresadas heroicidades.

Bueno, pues el momento mágico del cine que traigo hoy es el desenlace de HOURS

Tras 48 horas de esfuerzos paternales, el protagonista cae exhausto mientras la vida de su hijita se desvanece al mismo tiempo que el nivel de la batería que alimenta la máquina que la mantiene viva, va bajando inexorablemente. Es entonces cuando llega la caballería en forma de equipo de rescate. Y es entonces cuando…

Mr. Lombreeze lloró.

Porque yo, que no tengo hijos, ni he querido, ni quiero tenerlos, no pude evitar compungirme al ver la carita de Paul Walker cuando escucha el llanto (salvador) de su hijita.

No se pierdan los lagrimones de este actor, especializado en protagonizar pelis tontas de adolescentes, en el momento en que sus rescatadores depositan sobre su corpachón el frágil cuerpecito de su bebé. Déjense llevar por la chochez de sus años y por la sensibilería que ello acarrea. Que no todo en esta vida va a ser cine de autor,  cojones.

Va por ti Paul Walker. Descansa en Paz. Impresionante momentazo:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/15/d389529482/htdocs/blogs/wp-content/plugins/feedwordpress/syndicatedlink.class.php on line 302

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/15/d389529482/htdocs/blogs/wp-content/plugins/feedwordpress/syndicatedlink.class.php on line 302

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/15/d389529482/htdocs/blogs/wp-content/plugins/feedwordpress/syndicatedlink.class.php on line 302

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/15/d389529482/htdocs/blogs/wp-content/plugins/feedwordpress/syndicatedlink.class.php on line 302

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/15/d389529482/htdocs/blogs/wp-content/plugins/feedwordpress/syndicatedlink.class.php on line 302

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/15/d389529482/htdocs/blogs/wp-content/plugins/feedwordpress/syndicatedlink.class.php on line 302

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/15/d389529482/htdocs/blogs/wp-content/plugins/feedwordpress/syndicatedlink.class.php on line 302

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/15/d389529482/htdocs/blogs/wp-content/plugins/feedwordpress/syndicatedlink.class.php on line 302

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/15/d389529482/htdocs/blogs/wp-content/plugins/feedwordpress/syndicatedlink.class.php on line 302

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/15/d389529482/htdocs/blogs/wp-content/plugins/feedwordpress/syndicatedlink.class.php on line 302