magnify
Home Más entradas DE FRIKIS Y OTROS BICHOS RAROS
formats

DE FRIKIS Y OTROS BICHOS RAROS

Nací en 1984. Quizás ese dato por sí solo no te diga mucho.

Soy de Madrid y vivo en Madrid. ¿Nada, no?

Soy de la generación en la que estudiar y formarse es más un acto de fe y vocación que el camino más corto hacía un mejor porvenir.

Crecí mejor que mis padres, nunca me faltó nada, pero viviré como lo hicieron nuestros abuelos. No quiero imaginar cómo moriré.

Estudié lo que no me gustaba en busca del maná de un trabajo mejor, en definitiva de una vida mejor. Me engañaron.

Mientras quemaba horas en la biblioteca,  muchos de mis coetáneos pasaban las tardes entre alcohol, drogas y chicas. Me consolaba a mí mismo – Algún día seré vuestro jefe y ganaré mucha pasta – Volvieron a engañarme. Un ladrillo me golpeó en la cara.

Nunca tendré casa propia. He de elegir entre darle el dinero a un señor para que se lo dé al banco (alquiler) o dárselo directamente al banco (hipoteca).

Mi vocación y mis hobbies  no pagan las facturas. ¡Que putada!

Soy de esa clase de tipos que prefiere un café a un cubata. Un teatro a una discoteca. Un restaurante a un botellón. “Días de cine” a “Sálvame”. Paul Newman a Rafa Mora.

Por lo visto soy un friki y un bicho raro.

Este post no tiene moraleja. Ni tan siquiera pretende reivindicar nada. Es una mera descripción de la realidad social en la que actualmente vivimos cantidad de jóvenes entre los” ventimuchos” y los “treinta y pocos” que nos sentimos un poco huérfanos en este mundo que nos ha tocado vivir.

Aunque solo sea por no sentirme tan solo, haz “Me gusta” o deja comentario si te sientes identificado.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *