Facebook Twitter Gplus RSS
magnify
Home Otras entradas Novela Negra, sucedáneos y sospechosas listas
formats

Novela Negra, sucedáneos y sospechosas listas

Últimamente se escucha mucho hablar, tanto a entendidos como a desinformados, de Novela Negra, quizás demasiado. Los festivales proliferan. También lo hacen las colecciones, incluso de editoriales que jamás habían prestado atención al género (la pela es la pela). No sé cómo será en otros países, lo mismo es igual que aquí, lo ignoro. Pero si una editorial grande monta una colección se encargan las novelas a escritores ya consagrados, aunque estos no hayan, no ya escrito, sino leído alguna vez una novela negra. Luego se hace un lanzamiento en plan hollywoodiense, se colocan las novelas en primera fila de Carrefoures y Alcampos con carteles de a metro, y a hacer caja.

¿No sería más lógico que quién monta una colección de Novela Negra se asesorara un poco sobre el tema? ¿Cómo? Pues muy fácil, preguntando a los expertos. Y no me refiero precisamente a los críticos de los medios de comunicación de referencia, porque además de no entender, como sus periódicos pertenecen a los mismos grupos a los que pertenecen las grandes editoriales, suelen estar vendidos. Y entonces ¿a quién hay que preguntar? La respuesta es sencilla: a los lectores, a gente como Jokin Ibáñez, Ricardo Bosque, José Andrés Espelt o a blogs como Leer sin Prisa, que te darán una certera opinión desde su independencia.

¿No sería más lógico que quién monta una colección de Novela Negra llamara a señores como Andreu Martín, Juan Madrid, Julián Ibáñez, etc. o incluso a nuevos valores que van demostrando con sus novelas que entienden de esto? Pues parece ser que no, que prefieren contaminar el género con mediocridades bestsellerianas de autores bestsellerianos y a correr, que investigar y trabajar puede llevar al editor al ictus o al estrés post cosabienhecha.

Por todo lo dicho anteriormente y por más cosas que callo no sea que vaya a hacerme desaparecer la CIA, yo como lector prefiero indagar desde hace mucho en las editoriales independientes. Según está el patio es ahí en donde se pueden encontrar novelas negras de calidad. Problema: es usted, lector, el que se va a tener que poner las pilas y buscarse la vida, porque esas novelas no van a aparecer en las listas de las diez mejores del año. Tendrá que acudir a Internet, a blogs especializados, a programas de festivales de Novela Negra, en fin, que se lo va a tener que currar. Esto no significa que todo lo que publican las grandes sea bazofia, en absoluto. De vez en cuando nos sorprenden, ahora bien, es realmente desesperante la cancha que dan a los guiris y lo poco que promocionan lo patrio, seguramente por desconocimiento.

Para terminar, vean, vean el vídeo correspondiente a una mesa redonda organizada por el programa Millenium de RTVE, emitido, cómo no, a altas horas de la noche, no vaya a ser que tenga más audiencia de la cuenta. ¿No debería la televisión pública tener más programas de Cine y Literatura en horas punta de audiencia? Vean, vean el vídeo y escuchen a Juan Madrid y Andreu Martín por un lado y a Marta Sanz y a Juan Gómez-Jurado por otro. Les dejo a ustedes la labor y la tarea de discernir quiénes llevan la razón. Eso sí, vean en qué editoriales publican los unos y en cuáles los otros. ¿No les parece a ustedes, por utilizar un término flojo, incongruente?

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on Reddit Share on LinkedIn

2 de respuestas

  1. Efectivamente, la novela negra gana Planetas y Goncourts y todo el mundo habla de ella y quien más quien menos ya ha escrito la suya, y las editoriales encargan y no discriminan entre quienes escriben novela negra y quienes son escritores de novela negra; pero no nos engañemos: sigue siendo la cenicienta de la LITERATURA, la toleran pero no la soportan, lo que pasa es que ahora está de moda y eso se traduce en dinero y ante este señor, la encumbran y la glorifican y este instante durará hasta… las doce.
    Saludos

    • Completamente de acuerdo excepto en lo de Cenicienta. Mientras otros géneros suben y bajan, lo negro siempre está ahí, con su público. Aunque es cierto que últimamente se ha puesto de moda debido, intuyo al efecto Larsson. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *