Facebook Twitter LinkedIn YouTube E-mail RSS
magnify
Home Otras entradas De vuelta al ruedo…
formats

De vuelta al ruedo…

Y sin capote.

 

Con dos cojones. Como Manolete.

Picado en barrena. Recién salido del barro que me trababa los pies.

He vuelto.

Y vosotros diréis ¿Qué narices quiere este ahora?

Mi respuesta es muy sencilla: compartir.

Para todo aquél que quiera leer las sandeces que me traban las neuronas y que intento expulsar en forma de descabellado texto. No le busquéis una razón. No la hay. ¿O sí?

Porque ésta es mi pasión. Porque, como bien dijo un buen amigo una vez, es nuestra terapia. En lugar de ir al sicólogo ponemos en nuestra mano un bolígrafo y descargamos toda la rabia, adrenalina, frustración, amor, odio, problemas, en un rudo cuaderno. O en la página de un blog.

Llega un punto en toda persona que se replantea la vida que ha vivido y la que le queda por vivir. Yo estoy en ese punto exacto. Creo que el camino que me ha llevado hasta aquí ha sido fructuoso. Pues todas las esperiencias que suceden en la vida, ya sean buenas, malas o peor, te construiran como persona y formarán tu caracter.

Porque el mundo no lo podemos controlar, pero si nuestros actos, aquellos que determinarán dónde y cuándo estaremos al día siguiente.

La gente me dice que estoy loco. Dejé un trabajo fijo, dejé familia, amigos, un hogar. Me lié la manta a la cabeza (como diría mi madre), vendí mis acciones (ja ja ja ja). Y me fui. Y puedo decir que no me arrepiento. Porque no sirve de nada arrepentirse, pues lo hecho hecho está. No hay vuelta atrás. Jamás te compadezcas de ti mismo otras una decisión malograda. Mira hacia delante y trata de salvar los obstáculos de la mejor manera que puedas. Mírate al espejo y di: sí, la he cagado. Pero hay que apechugar, no hay que rendirse jamás.

Para todos aquellos que hayáis llegado leyendo hasta este punto y estéis esperando una moraleja, una razón, un “esto se debe a”, un “digo todo esto por”.

No lo hay.

Simplemente es una burbuja de pensamientos que si no la suelto me saldrá un quiste.

No intento dar consejos ni ser el más guay de la clase. Solo digo lo que siento, y siento lo que digo. (y no es una disculpa).

Y ahora unas dedicatorias.

GRACIAS: A los que habéis estado ahí.

LO SIENTO: A los que habéis esperado noticias mías toda esta larga pausa.

PERDÓN: A nadie.

PROMESA: Seguiré por aquí si me dejáis.

 

 

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on Reddit Share on LinkedIn
1 Comentario  comments 

Una respuesta

  1. Juan Ocaña

    Bueno Fran no se que es lo que tienes en la cabeza o en las manos pero cada vez que escribes o piensas algo en voz alta me dejas con la boca abierta.
    yo sigo comprando en la Boutique de la Oficina y te lo tomaras a broma, se que dejaste buenos profesionales, pero me da la sensacion que cualquier dia al abrir la puerta de esa papeleria estaras detras de el mostrador.
    en fin esto no significa que no me alegre que estes bien alli donde vayas vale majete un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *