Facebook Twitter Gplus RSS
magnify
Home Más entradas Premonición
formats

Premonición

Eran las doce de la noche de un lunes como cualquier otro. Pitty estaba sentada en su enorme tocador, retocándose el maquillaje, para salir a desfilar en el desfile de moda más importante del año.

De repente, un extraño ruido llama su atención. Viene del baño. Será algún fan o algún periodista en busca de la exclusiva del año. Pitty sin pensárselo dos veces se levanta y va en busca del intruso. Al abril la puerta del baño todo queda en silencio en el camerino de la modelo más importante de la compañía de moda Cambell Bell.

Un año después, y después del asesinato aún sin resolver de la modelo, el camerino vuelve a ser ocupado por otra importante modelo internacional.
Todos allí saben que hace una año exacto del asesinato, y también sabe que aún no han encontrado al culpable.

Daisy está asustada, pero no quiere dar a entender su miedo. Sabe que es una importante oportunidad, y no quiere perderla por nada del mundo.

Va al baño temblando, para lavarse la cara. Justo cuando se agacha para lavarse la cara siente un extraño escalofrío a su espalda. Se levanta lentamente y mira al espejo. Detrás de ella ve el reflejo de una chica joven con los ojos ojerosos y la piel pálida como la nieve. Se gira rápidamente para ver quién es, pero allí no hay nadie.

En un primer momento piensa que es una visión derivada del estrés, pero después recuerda a Pitty Bear y su extraña muerte. Entonces recuerda como murió y sin esperar más corre la cortina de la bañera. Nada más despejar la bañera ve a Pitty sumergida en ella. Parece dormida, pero de repente abre los ojos. Unos ojos llenos de ojeras que miran fríamente a la pobre Daisy. Ella permanece congelada no puede moverse. Su mente la transporta a otro lugar, exactamente a un año antes. Pitty está abriendo lentamente la puerta del baño y alguien a quién todavía no puede ver la cara la sujeta por detrás y pone en su pequeña nariz un pañuelo.

La chica se desmaya y su asesino la arrastra por los brazos y la mete en la bañera rebosada hasta el borde de agua. Pitty se sumerge lentamente ante la fría mirada de su asesino. Pronto todo queda en el más completo de los silencios.

Daisy está paralizada ante tanta atrocidad. Su asesino se vuelve lentamente y por fin puede verle la cara. Es la dueña de la compañía. Pero ¿Por qué?
Daisy está tan aturdida que no se da cuenta de que tras ella está de nuevo la asesina.
¿Por qué?

Daisy se da la vuelta y hay está Loretta Cambell con una sonrisa maléfica en sus labios.

Muy sencillo … Nadie será más hermosa e importante que yo aquí.

De nuevo se hace el silencio en el camerino de las estrellas

 
Etiquetas:
 Share on Facebook Share on Twitter Share on Reddit Share on LinkedIn

2 de respuestas

  1. oohhh! y yo ha oscuras nooooooooooooooooooooooooo
    saludos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *