Al rincón de pensar

http://www.antena3.com/programas/al-rincon-de-pensar/

Risto Mejide es y será un personaje que no me inspirará confianza ni confort jamás. Y sí, digo personaje porque no es una persona como tú, lector o lectora, o como el que se sienta a tu lado en el bus o en el metro. Es lo que ocurre cuando te sumerges en un mundo mediático y explotas tu picaresca mala leche, que te conviertes en un alguien que encanta a mucha gente, pero no eres tú, eres tu papel.
A pesar de esta crítica, no solo al tipo de las gafas de sol sin gafas de sol, sino a un 99’9% de las “personas” mediáticas, he de felicitar a Risto por el programón que se marcó anoche y que espero, se siga marcando.
Inteligencia y mordacidad son las dos palabras que mejor definen ese espacio, aparentemente confortable, que es un idilio de mi futuro. Esas y una que él mismo dio: “cara B”. Sí, vimos dos entrevistas muy interesantes, una a Borja Sémper, joven militante del PP en Guipúzcoa (tiene guasa que yo a mis 19 años use la palabra “joven” para referirme a un tipo de 39 tacos, pero me voy a permitir ese lujo) y la otra a los no tan jóvenes Hombres G.
De la primera podemos sacar un titular parecido a “Tensiones en un ambiente de buen rollo”. Ambos se entendieron, se respetaron. Y se picaron. Las tensiones fueron pocas debido a preguntas como “si fueses Mariano Rajoy, ¿dimitirías?” o “eres del Madrid y del PP viviendo en el País Vasco, ¿no te has sentido amenazado nunca?”. El Señor Sémper supo salir bastante airoso del lance y dejó perlas interesantes, tanto para la audiencia como para Mejide.
Por otro lado, la entrevista a Hombres G fue menos tensa, quizá porque Risto tuvo menos oportunidad de usar su aguijón o quizá porque los GMan se marcaron un Juan Palomo en muchas ocasiones. Pero cuidado, que no por esto la entrevista fue menos interesante. Hombres G nos mostraron su “Cara B” hasta cierto punto, y nos hicieron un breve repaso sobre su trayectoria, marcada por las luces de los focos de los conciertos que crean sombras oscuras y alargadas. Luces y sombras con una cierta edad, un pelo cano y, seguramente, una acuciada miopía.
En cuanto al programa, un diez a los documentos visuales y sonoros de archivo, que aderezan, quizá demasiado rápido, las entrevistas. Mi enhorabuena a un pequeño detalle que seguramente pasó desapercibido: a falta de espacio, a los Hombres G hubo que situarles en sillas y taburetes y Risto, un señor, dejó de lado el cómodo sillón de la entrevista a Sémper para sentarse en un taburete exactamente igual que el de los músicos.
El Rincón de Pensar es un “Viajando con Chester” con más veneno en el aguijón que Mejide tiene por lengua. Será un programa con gran seguimiento y espero que de verdad lo lleve a buen puerto. Porque como digo siempre…

“El poder está bien, y la estupidez es, por lo general, inofensiva. Pero el poder y la estupidez juntos son peligrosos.”

Kvothe134.

Opina

*