Facebook Twitter Gplus RSS
magnify
Home Más entradas El sentido de una teoría conspiranoica
formats

El sentido de una teoría conspiranoica

El sistema del fútbol es tan grande como cerrado, un campo donde se cuecen millones y millones… ¿es posible que haya un sentido más allá del azar y el espléndido “que gane el mejor”? Quizás sea una resistencia al sin sentido del mundo, una lucha absurda contra el absurdo que puede aniquilar  el ánimo de aquel que intente mostrarse contrario. Podemos sentirnos muy pequeños en este mundo global, dirigido por grandes potencias, por fuerzas políticas y gubernamentales, por aquellos presentes entre los multimillonarios del mundo. Tan pequeños que nuestra vida podría estar dirigida por los poderosos, los que conspiran a sus anchas al margen de cualquier ley, aquellos que todo lo corrompen, incluido el deporte y la deportividad. Quién mejor para buscar un sentido y una lógica al monstruo futbolístico que un esmerado profesor universitario, obsesionado por descubrir un mecanismo y un funcionamiento, por parir esa Teoría conspiranoica que observa en el día a día. Creo que el autor plantea la tensión en la relación entre teoría y práctica o teoría y realidad, hay una tendencia a buscar un sentido racional y medido a lo que nos acontece, se intenta intelectualizar y más si se es un académico. Me resulta gracioso e interesante el plantear la perspectiva del academicismo universitario tan obsoleto -a pesar de los intentos por actualizarse- porque muestra la importancia del filtro con el que miramos nuestra realidad, se revela la dicotomía entre lenguajes. Es decir, hay una distancia irremediable entre el tipo de lenguaje de una tesis y el que se utiliza normalmente en la vida cotidiana, el que impera y con el que construimos nuestras vidas, esto rompe cualquier correspondencia de significados. Para mi, esa distancia insalvable de formas de hablar -quizá también de gestos y acciones- es uno de los grandes aciertos del libro de David Refoyo, un punto fuerte que tiene también algo de poético (hay que recordar que el autor escribe poesía, hace un tiempo hablábamos de “amor. txt”) y que ensalza la comunicación actual cotidiana. El individuo se pierde en un mundo sin medida que parece hecho a una escala de gigante, la confusión se extiende en la profusión de información y de contenidos que llegan cada día y que pueden influir unos en otros, se mezclan en la cabeza-batidora del profesor Alfaro.

El autor introduce en el cuerpo de la novela nuevas formas de comunicación 2.0 como son tuits, foros o correos electrónicos, puede parecer extraño para quien no esté familiarizado con este tipo de herramientas digitales además vistas ahora en papel, en el entramado de la novela, propician un mirada curiosa, que tiene acceso a mensajes a veces privados y otras compartidos con cantidad de personas. Pienso que estas formas nuevas contribuyen a dinamizar el texto, a concederle un aspecto cercano a la realidad periodística o documental muy actual, ese lenguaje expandido de la calle, en un juego con los límites entre la realidad y la ficción que restauran el debate vivo sobre la situación o la experiencia del fútbol y, mucho más.


El día después

David Refoyo

Lupercalia

2014

 

David Refoyo (Zamora, 1983). Trabaja como creativo publicitario. Ha publicado la novela 25 centímetros (DVD Ediciones, 2010), el libro de poemas publicitarios Odio (La Bella Varsovia, 2011) y amor.txt (La Bella Varsovia, 2014). Sus textos han aparecido en antologías como Canciones en braille (lulu.com, 2009), Heterogéneos (Escalera, 2011), Viscerales (Ediciones de Viento, 2011), Narrando contracorriente (Escalera, 2011), En legítima defensa. Poetas en tiempos de crisis (Bartleby Ediciones, 2014) o Requiem por Lolita (Fundación Málaga, 2014). Ex guitarrista de Brancovic, mantiene el blog Una Ciudad Llamada Perdición.

 

Por Violeta Nicolás

 
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *