Home Otras entradas Jóvenes promesas de la literatura leonesa
formats

Jóvenes promesas de la literatura leonesa

El pasado 2 de mayo, invitado por el profesor Eduardo Barrallo, tuve el placer de visitar el Colegio Maristas San José y de reunirme en la biblioteca del centro con 75 alumnos, los de las clases de 6º.

La idea era transmitir a los niños –nuestro futuro- el amor por la palabra y la necesidad de la palabra para construir un mundo mejor. “Forjadores de espadas, aquí está la palabra”. Decía Juan Ramón y con esta cita intenté transmitirles el poder de la palabra, el poder de comunicarnos, el poder de hacernos comprender el mundo y también de comprendernos a nosotros mismos.

En esa agradable charla, les hable de lo que es la palabra para un escritor, de la palabra como ladrillo para levantar la obra, pero que necesita también de la argamasa, del nivel y de un plano para hacerlo bien. De esto se trataba, precisamente, de compartir con los alumnos de edades entre 11 y 12 años el proceso con el que construye una novela, un relato, una historia, de mostrarles algunas pautas del proceso creativo.

En el largo intercambio de pareceres -sin duda lo más interesante y enriquecedor-, con preguntas y respuestas, fueron saliendo temas verdaderamente interesantes: la verdad como elemento esencial en cualquier relato, la importancia del orden en que se cuenta la historia, la misma historia contada con distinta estructura o distinto personaje o lo esencial en toda creación literaria de ponerse en el lugar del otro, tanto del lector como de los propios personajes.

Para animarles a leer y a escribir, porque leer y escribir no es sólo un entretenimiento, sino la posibilidad de ser mejores, les propuse que escribieran un pequeño relato y me comprometí a leerlos, a que los leyerano tras personas con buen criterio literario y a elegir tres de ellos para publicarlos en este blog de Culturamas. Esto y un canario que les regalaría su profesor sería el premio. He de decir que nos han sorprendido muy positivamente, nos hemos encontrado con relatos muy bien trabados y con mucha imaginación y esto nos alegra, porque mientras los niños lean y escriban, hay esperanza de un mundo mejor. Ha sido difícil elegir solamente tres de entre todos. Felicitamos a María, a Ana y a María y a todos los demás, les animamos a seguir. Nosotros hemos elegido los que más nos han gustado pero seguramente, otro jurado, hubiera elegido otros, no todos tenemos porqué coincidir con nuestras preferencias, lo importante es respetarlas. Y además, no siempre se gana, pero si uno no se rinde, al final, se acaba ganando, siempre.

Gracias.

Estos son los tres cuentos elegidos.

María Melgosa

 

                Y ASÍ FUE COMO EDU LLEGÓ AQUEL DÍA TARDE A CLASE

Era una tarde de abril. El cielo estaba nublado y grandes nubarrones grises soplaban con suavidad.

Edu era el pájaro de una clase, en un colegio que estaba en un pueblo llamado “Mañonuevo”.

Cuando los niños se fueron, él se quedó solo. Sus comederos estaban vacíos y tenía hambre. Vio que en una pequeña mesa del fondo estaba el alpiste. Ni corto ni perezoso, Edu abrió la jaula y fue volando hacia la mesa, pero la puerta de la jaula se cerró de golpe. Él decidió que como no sabía lo que había en la calle, dado que jamás había salido de la jaula, iría a explorar el mundo.

Salió por la ventana y observó con atención las calles de Mañonuevo: una fuentecita, casitas adosadas y mucha, mucha tranquilidad.

Interesado, Edu pensó que todo el mundo era así de tranquilo y siguió volando. Vio personas hablando, paseando tranquilamente, y también vio una pelusilla volando. Además observó aquel sitio lleno de artilugios extraños que los niños llamaban parque.

De repente, el paisaje empezó a  cambiar: grandes rascacielos, mucho ruido…

Le latía muy fuerte el corazón, y se dio cuenta de que estaba en la ciudad.

Se paró a descansar en un solitario banco y una niña se sentó junto a él. Edu se asustó y salió volando. Un coche casi le atropella y entonces decidió que quería volver a su jaula.

Se hizo de noche y ya no había casi nadie por las calles. Se tumbó en el banco de antes y se quedó dormido.

A la mañana siguiente le despertó un pitbull blanco. Edu se asustó y echó a volar. Miró el reloj de un policía y se dio cuenta de que ya tendría que estar en clase. Voló rápidamente hasta Mañonuevo y se dirigió a su clase. Dio unos picotazos en el cristal y al oírlo el profesor le cogió y le metió en su jaula.

Y así fue como Edu llegó aquel día tarde a clase.

 

Ana Cabero Galán

Y FUE POR ESTO POR LO QUE EDUARDO LLEGÓ AQUEL DÍA TARDE A CLASE

Aquel día Edu se levantó de la cama, fue a lavarse la cara, a ducharse… ¡lo que hacía siempre!

Edu pensó que iba a ser un día normal pero ni se imaginaba lo que le iba a suceder. Aquella mañana era más silenciosa de lo normal, pero Edu no le dio importancia ya que pensó que era pura imaginación.

Al salir de casa comenzaron a pasar cosas todavía más extrañas: no vio a la señora de la limpieza que limpiaba todos los días el portal de su casa, las obras de su edificio no hacían nada de ruido…pero lo más extraño de todo fue que ¡no vio ningún coche ni persona por la calle! En ese momento Edu se empezó a preocupar ¡Estaba solo! Decidió ir caminando hacia el centro de la ciudad de León ya que pensó que por allí debería de haber gente pero cuando llegó allí se quedó helado y empezó a sentir un montón de miedo. ¡Por allí no había nadie! La única opción que encontró fue empezar a llamar a su familia, amigos por teléfono pero nadie contestaba. Regresó otra vez a su casa y encendió la televisión para ver que ocurría pero no había señal. De repente Edu comenzó a escuchar un pitido, algo parecido a la alarma de su despertador y en ese momento se despertó, era la 5ª vez que la alarma sonaba y ¡todo había sido un sueño!

Edu comenzó a hacerse muchas preguntas. ¿Cómo sería la vida en el mundo si solo estuviera él? ¿Podría vivir en ese mundo? ¿Cómo se sentiría?

 

 

María Cuervo

Y FUE POR ESTO POR LO QUE EDU LLEGÓ TARDE A CLASE

Aquel 20 de marzo de 2017, a las 10:00, tenía clase con mi profesor Eduardo, un genio de la música. Nadie sabía por qué  extraña razón éste llegó tarde a clase.

Ya estaban aquí las 10:30 y Edu seguía sin aparecer, nadie sabía nada, él no cogía el teléfono y nos empezamos a preocupar por si le había pasado algo camino al colegio.

10:45: Edu respondió a la llamada del director, le comunicó  que llegaba en 5 minutos y explicaba qué le había pasado. Esos 5 minutos se convirtieron en 10 pero sí, aquí estaba él, sano y salvo.

Solamente le explicó al profesor que le sustituía lo sucedido, a la par que al director. Todo estaba rodeado de misterio, los alumnos, por curiosidad nos preguntamos qué podía haberle pasado.

Unos decían ¿Habrá tenido un accidente? No, no lo creo dijo Álvaro, Edu es muy prudente conduciendo, seguro que es otra cosa.

Entonces Pablo dijo, ¡ya lo tengo!, le habrá abducido un ovni (carcajada general), ¡anda ya!, exclamaron unos, ¡tú alucinas! , dijeron otros, esa es la historia más rara que podría ocurrir a alguien.

Silvia dijo: yo creo saber lo que le ha ocurrido, seguro que ha tenido algún problema con sus pájaros, puede ser que se hayan puesto malos o que alguna de sus palomas mensajeras no haya regresado de su viaje y sabiendo el cariño que siente el profe por sus animales esto puede ser motivo o causa de retraso.

La teoría de Silvia era más que posible lo que dio lugar a todo tipo de comentarios entre los alumnos de la clase.

Uno a uno los alumnos de Edu fuimos dando nuestra teoría de lo que podía pasar  y encontrar una explicación razonable para la tardanza de nuestro profe.

11:00 horas: Por fin Edu llegó a clase, todos nos tranquilizamos al verlo, habíamos estado muy nerviosos el tiempo que llevábamos de clase. El profe tenía cara de cansado peo una sonrisa de oreja a oreja iluminaba su cara.

Bueno chicos-empezó a decir- siento haber llegado tarde pero todo tiene una explicación  un en este caso es por una buena, muy buena noticia.

Como todos sabéis, mi esposa estaba embarazada y esta noche nuestra hija Daniel ha decidido decirle hola al mundo, es decir, ¡he sido padre! Estamos muy cansados y a la vez muy contentos y como sé que os habéis preocupado mucho por mí os lo agradezco infinitamente. Muchas gracias chicos. Os quiero a todos.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *