¿Orgullo español?

Después de dos meses, aún sigo viendo la bandera española en apoyo a la masacre del día 1 de octubre de este mismo año para impedir la democracia e independencia de Cataluña. Y aunque debería ser un dato irrelevante mirar hacia arriba y encontrarme una bandera más que se viste de estos dos colores, que tanta sangre han derramado, y a ese hogar de orgullo, me apena ver en su reflejo la pésima situación que sufre cada día este país.

Igualmente, he visto miradas inocentes llenas de odio en un parque de atracciones con una bandera de España a los hombros, días después del accidente. He visto manos y puños alzados en lucha de una libertad que, probablemente, ni exista. Ahora mismo te podría enumerar los cientos de ejemplos que inundan mis pensamientos con la intención de defender la cantidad exacerbada de sangre que ha derramado esta bandera en tiempos anteriores. ¿Ya nadie recuerda la historia que hay detrás de cada monumento escondido en Madrid, por ejemplo?

Siempre que viajo a Madrid y paso por el Arco del Triunfo, encuentro a gente sacándose fotos ante tan “maravilloso” monumento. Y ya no sólo ocurre aquí, sino en otras ciudades, lugares, países. Sin pararnos a pensar antes si lo que estamos haciendo es un hecho digno de recordar o una ofensa para las víctimas que se encuentran detrás de ese monumento. Y aún hay quien expone en su teoría que la historia no sirve para nada, porque lo hecho, hecho está y no hay solución para volver atrás.

La ubicación del Arco de la Victoria tiene un significado en torno a la batalla de la Ciudad Universitaria dentro del contexto histórico de la Guerra Civil Española. Lo más cruento de la batalla de Madrid, a la que también se la conoce como la defensa de Madrid, se produjo a escasos metros de su actual emplazamiento. Se trata de una tradición de la arquitectura romana para conmemorar la victoria bélica y saludar a los ejércitos victoriosos que entraban a la ciudad. ¿Realmente es este hecho bélico digno de ser recuerdo, o simplemente hacernos una foto para recordar haber estado aquí?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *