El escándalo de Rato y la nulidad del ERE de Coca Cola

El tribunal supremo declara la nulidad del ERE de Coca Cola y, partiendo desde un principio, el ERE (o expediente de regulación de empleo) es una medida que toman las empresas, o los responsables legales de los trabajadores, para solicitar la suspensión o reducción de la jornada de trabajo por causas económicas, técnicas, organizativas, de producción o de fuerza mayor o por extinción de la personalidad jurídica del contratante. En otras palabras, el ERE supone un despido colectivo.

El Tribunal Supremo ha anulado en el mes de  Abril del pasado año el despido colectivo en el Grupo Coca Cola en un fallo que confirma la sentencia de la Audiencia Nacional que consideraba vulnerado el derecho de huelga de los trabajadores; quien ya declaró el pasado mes de junio la nulidad del despido de los 1.190 trabajadores que puso en marcha Coca-Cola Iberian Partners, de los que finalmente ejecutaron 821. La sentencia, por su parte, resuelve además dos extremos de carácter procesual: la condena a la readmisión debe llevar unida la condena al abono de salarios de tramitación. En la sentencia de despido colectivo resuelve que es directamente ejecutiva, como consecuencia de la modificación legal de 2013 (art. 247.2).

La multinacional ha declarado que se respeta el fallo del Tribunal Supremo y que, en cuanto reciba oficialmente la sentencia, lo estudiará con detalle como también su manera de ejecutarla y desarrollar así mismo el desarrollo de la compañía. Indicando a su vez, que todos los trabajadores que solicitaron la readmisión de su puesto de trabajo siguen dados de alta en la Seguridad Social y siguen cobrando por su servicio. Por último, Iberia Partners, afirma que Coca Cola es un proyecto que da empleo directo a más de 4200 trabajadores.

A las dos semanas después, salió en las noticias destapando la verdad del caso y en donde se podía ver cómo detenían a Rato, una orden llevada a cabo por el Ministerio de Hacienda que, dirigía Montoro y, dada su magnitud, tapó a otras que quedaron renegadas a un segundo plano. Lógicamente, un ex vicepresidente del Gobierno detenido por fraude fiscal.

Ese mismo día se declaró la nulidad del ERE de Coca Cola el cual fue diseñado horas antes por la consultora fundada por el ministro Montoro, invitando a la propia empresa a llevarlo a cabo; mientras el propio Ministerio fue quien acusó y ordenó (casualmente) la detención de Rato.

 

Una noticia que ya tuvo su importancia en su tiempo y me apetecía compartir ahora mismo. Simplemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *