¿Periodismo basura?

Muchos hablamos de la telebasura ya incluso con más cotidianidad, haciendo hincapié en esos programas televisivos que para lo único que sirven es para perder el tiempo. Puro entretenimiento, y permíteme dudar de esto último. Pero, ¿cuántas veces hemos hablado del periodismo basura? ¿Acaso éste no existe? Sólo es otro medio más, como lo es la televisión.

Quién no ha leído alguna vez una noticia falsa y, lo peor de todo, no ha creído en ella. Al fin y al cabo, es la prensa; ya sólo por eso, es una fuente de fiar. Y debería ser así pero dudo mucho que no haya noticias que no sean del mismo género que todos los programas de televisión de los que he empezado a hablar en este artículo sin ni siquiera mencionarlos. Hay noticias de mayor importancia que, día a día, pasan desapercibidas en los medios.

Que, para lo único que están es para ganar audiencia y, joder, si lo consiguen. Noticias que no pasan desapercibidas en todo el mundo, en las que se suele creer más. Y, según todos, algo es de fiar por el simple hecho de “ser relevante” aunque no aporte nada de valor ni genere opinión en el pueblo. Hablamos de prensa como un equipo técnico que se encuentra detrás de cada titular y trata la información, o así pensamos todos, con profesionalidad y recurre a fuentes de fiables de las que recoger y constatar la información que tienen en sus manos.

En cuanto leemos el titular de cualquier noticia, nunca pensamos en lo falso que pueda ser. Y puede que tengamos que tener esta seguridad y certeza, pero sí es recomendable dudar de todo lo que leemos y vemos. Y ojo, no soy periodista. Ni me dedico a ello, ni lo estudio, ni lo pretendo ser. Pero te pido, querido lector, por favor, que no tomes mi palabra en vano. Préstame al menos unos segundos de tu tiempo. Hay quienes buscan ganar audiencia y, para ello, llaman la atención con lo que el público quiere leer. Aunque no sea real. Aunque sea una mentira de la que todos sepan su verdad. Al igual que también hay titulares inciertos y lo peor de todo, detrás de ellos, sólo veo la excusa “tan sólo es un titular, qué importa si lo importante está en el cuerpo de la noticia” y podrá ser cierto, pero para leer esa noticia antes habrá que llamar la atención del lector. En la mayoría de los casos, tan sólo se trata de un titular que todos leen y en el que se queda el 90% de la gente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *