Facebook Twitter Gplus LinkedIn
magnify
Home Posteando Historia estúpida de la literatura
formats

Historia estúpida de la literatura

Publicado en 4 marzo, 2014 por en Posteando

his

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Vaya por delante que no suelo hacer críticas literarias, cuando opino sobre algún libro suelo pasar por encima los detalles de lo que me gusta o lo que no me gusta para no influir en la opinión del lector, pero esta vez voy a hacer una excepción con “Historia estúpida de la literatura” de Enrique Gallud Jardiel.

 

Tengo que decir que a pesar del título, de estúpida no tiene nada, es más, hace tiempo que no encuentro un humor tan bien hilado, fino, disfrazado a veces de ingenuidad.  Y es que en este país, donde se suele reducir el género a lo escatológico, al caca, culo, pedo, pis, se echaba en falta algo hecho con inteligencia.

 

Podríamos decir que en su obra no se salva ni el apuntador, sea poesía, novela o incluso zarzuelas, villancicos y talleres literarios, Gallud Jardiel sabe sacar la parte cómica de obras consideradas  maestras  y nos da una lección de ironía utilizando una lógica aplastante frente a la popularidad que todos aceptamos sin preguntas.

Os dejo algunas frases para que podáis comprobar con qué os podéis encontrar en este libro: 

 

Tras desgranar y resumir  una parte de La Soledad de Gongora  haciendo que sea perfectamente comprensible hasta para un niño de seis años :

 -Ahora, pensándolo con detenimiento, nos asalta la sospecha de que a Gongora le pagaban por palabras.

 

Describiendo la Zarzuela Katiuska:

-Una princesa rusa que desconoce su origen y trabaja de cantinera se enamora de un comisario comunista y le destroza la vida, porque el hombre acaba e Siberia por su culpa. Hay una versión light en la que ambos se escapan y una versión franquista en la que ella se enamora de un príncipe zarista.

 

El carácter Español a través de Gigantes y Cabezudos: 

-El contenido conceptual no tiene desperdicio, y su visión de lo que es España resulta tan profunda y penetrante como un enema bien puesto.

 

-Krontz se presenta en el sitio indicado con una lata de atún en aceite, en la mano derecha. Este dato se incluye, obviamente, para dar al relato un elemento de cotidianeidad, rasgo habitual en Kafka.

 

-Ifigenia estuvo en Táuride, efectivamente,  pero nadie sabe qué fue a hacer allí, porque,  para enterarse, hay que haber leído la tragedia de Eurípides, cosa que nadie ha hecho.

 

 

En resumen, la recomiendo mucho, me he reído a carcajadas e incluso he llorado en algunas partes, de risa también. 

 

enr

 

Enrique Gallud Jardiel nació en Valencia en 1958. Es nieto del comediógrafo Enrique Jardiel Poncela e hijo de los actores Rafael Gallud yMaría Luz Jardiel.

Se ha dedicado al estudio y la docencia de la literatura española, especializándose en teatro cómico. Es Doctor en Filología Hispánica por la Universidad Jawaharlal Nehru de Nueva Delhi y también por la Universidad Complutense de Madrid. Ha enseñado en diversas universidades y otras instituciones de España y del extranjero. Aparte de su actividad académica es autor de una treintena de libros  y de más de doscientos artículos. Dirige la Compañía Teatral Barbieri. Es socio fundador del Instituto de Indología, dedicado al estudio y difusión de la cultura india. En la actualidad reside en Madrid.

 

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on Reddit Share on LinkedIn

4 de respuestas

  1. «Vaya por delante que no suelo hacer críticas literarias, cuando opino sobre algún libro suelo pasar por encima los detalles de lo que me gusta o lo que no me gusta para no influir en la opinión del lector…»
    ¿Me puede explicar esto, por favor? ¿Hace crítica literaria o no? ¿Cómo se puede opinar sobre un libro sin decir qué te gusta o qué no? ¿En qué opinión de qué lector no quiere influir?
    Gracias.

    • galaromani

      Me refiero a que no profundizo demasiado en los detalles, suelo decir si es o no de mi agrado sin cebarme en los fallos que le encuentro. En una ocasión ya expliqué que no me gusta en jazz, eso no significa que la música jazz sea mala ni mucho menos, solo que yo no tengo la capacidad para apreciarla. Espero que se me entienda. Un saludo

  2. Pefectamente. Le agradezco su rápida aclaración. Saludos.

  3. Es una pena que no profundices más a menudo en las críticas; esta que has decidido hacer me ha gustado, es más me ha proporcionado un interés por un escritor que desconocía completamente. Al fin y al cabo, todos somos ciegos ante lo desconocido o alguien debe enseñarnos los primeros secretos de cualquier cosa para despertar en nosotros el ansia por conocer y profundizar más. Saludos y gracias. En mi opinión quedaba perfectamente claro desde el principio a que te referías, únicamente hay que leer buscando lo que el escritor pretende mostrar.
    Saludos a todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *