Facebook Twitter Gplus LinkedIn
magnify
Home Posteando Concursos literarios ¿Una buena opción?
formats

Concursos literarios ¿Una buena opción?

 

De vez en cuando repaso en las redes los concursos literarios para saber si hay alguno que encaja con el género que escribo al que poder enviar mis trabajos. Ganar uno de estos concursos abre muchas puertas para la publicación de tu novela, incluso puede facilitar el que te editen las posteriores.

Sin embargo, llaman mi atención los requisitos para participar en muchos de estos concursos. Voy a exponer un ejemplo algo general de lo que suelo encontrarme en las bases:

 

 

Para Jóvenes con el objeto de estimular el placer por la creación literaria y el amor por la palabra escrita, a través de obras que reflejen valores universales de paz, amor, concordia y respeto, con los que contribuir a crear un mundo mejor, lleno de esperanza, en el que los libros tengan un papel esencial y crezcan de forma constante nuevas generaciones de autores.

 

Esto me lo suelo encontrar mucho, en un principio creo que tienen todo el derecho a buscar el perfil del tipo de novela que desean editar, pero esto descartaría por completo que en tu trabajo aparezcan escenas de violencia o sexo explícito, lo cual limita mucho.

 

La extensión de las obras será de un mínimo de 50 páginas y un máximo de 180, tamaño DIN A4 (210 x 297 mm)

 

Aquí suele variar el número de páginas, me he encontrado concursos en los que tan solo pedían 6 carillas pero el máximo suele ser 200 páginas, por lo que si tu novela excede este parámetro ya puedes empezar a recortar.

 

El autor/a de la obra ganadora cede a (…) el derecho exclusivo de explotación de la misma en todas sus modalidades, para todo el mundo y para el plazo máximo de duración establecido por la legislación vigente

La explotación de la obra ganadora (…) consiste en una remuneración proporcional al autor del 10% de los ingresos netos

 

Sí, no te vas a hacer de oro. Algunas veces la obra se cede por dos años, otras por el increíble espacio de tiempo de 15 añazos.

 

 

Se reserva un derecho de opción preferente para publicar cualquier novela presentada al Premio que, no habiendo obtenido el mismo, sea considerada de su interés, previa suscripción del correspondiente contrato con sus autores y de acuerdo con apartado (…) de estas bases.

 

Normalmente se reserva este derecho durante un año, lo que te limita a la hora de enviar tu novela a otras editoriales.

 

La concesión del Premio en sus  modalidades supone que el autor cede en exclusiva a (…) todos los derechos de explotación sobre la obra, por toda la vigencia de la propiedad intelectual, en cualquier lengua, formato, canal de distribución, ya sea de forma directa o mediante terceros, para todo el mundo; cesión que el autor se obliga a formalizar mediante la firma del contrato de edición estándar que en ese momento tenga en vigor la editorial. La dotación del Premio se computará como anticipo a cuenta de los derechos de autor obtenidos mediante esas explotaciones.

 

Respecto a la traducción no lo veo bien, pienso que lo justo sería que el autor se llevara el 50% de los derechos de la traducción y no el 10% que suelen establecer las bases.

Que se incluyan todo tipo de soportes también me parece algo llamativo en un “concurso literario”, si tu obra es llevada por un increíble y estupendo casual al cine, apenas olerás los beneficios.

 

Resumiendo, aunque los concursos literarios suelen ser una gran ventaja a la hora de que tu obra llegue a los primeros puestos en ventas, e incluso pueda llegarse a producir una serie o película basada en tu obra (esto ya fantaseando), beneficios reales para el autor, único creador de la historia, en este mundo literario y en nuestro país, pocos, muy pocos.

Aunque también es cierto que por uno mismo es prácticamente imposible llegar a dar a conocer tu obra. Las editoriales suelen cuidar a sus publicados y publicitar debidamente sus trabajos. Así que sigue en pie la pregunta que planteo en el enunciado,  ¿es o no una buena opción enviar tu trabajo a un concurso literario?

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on Reddit Share on LinkedIn
1 Comentario  comments 

Una respuesta

  1. David

    Buenas Galaromani,

    También puedo llamarte Paula Lizarro. Tú me dices cual de los dos prefieres.

    Estoy de acuerdo contigo en que los concursos literarios a veces se pasan en las bases, no solo en narrativa sino también en poesía porque en muy pocos o casi ninguno te dejan presentar tus poemas en prosa poética y lo de la extensión también es bastante fastidioso.
    A pesar de todo, creo que es una buena manera de hacer publicidad para una obra que uno quiere publicar, más cuando es diferente a lo que suele haber en el mercado respecto a narrativa (una obra con muchos escritos cortos cada uno independiente) y la poesía está muy desvalorizada.

    Un cordial saludo
    David

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *