Facebook Twitter Gplus RSS
magnify
Home Más entradas La odisea de los culebrones de Homero
formats

La odisea de los culebrones de Homero

Publicado en 8 julio, 2013 por en Más entradas

La Odisea y la Ilíada son dos secuencias independientes y a la vez paralelas de la guerra de Troya.

Nos trasladamos a Asia menor exactamente a Turquía, allí según fuentes y algún que otro yacimiento arqueológico como el descubrimiento de la tumba de Agamenon y su famosa máscara de oro  demuestra que la guerra de Troya fue real.

La Ilíada cuenta la trágica historia de la bella Helena obligada a casarse con Menelao el hermano pequeño de Agamenon y por si fuera poco esposo de su hermana mayor. Todo perfecto hasta que aparece París en la historia príncipe de Troya y  que tras una recompensa por parte de la diosa Afrodita por elegirla la más bella y una persecución por parte de la diosa Atenea que lo llevará a la destrucción de su  propio reino, se lleva a la encantadora Helena entre comillas secuestrada a su reino.

Hasta hay todo un pequeño culebrón griego en el que aparece del lado contrario de la historia, es decir, de parte de Agamenon que no por tener nada que ver con Helena si no por estar enamorado de ella a pesar de estar casado y tener una hija que por cierto mata a sangre fría a favor y por el favor de unos supuestos dioses, con la hermana mayor de Helena. De nada le sirvió el favor y el triunfo de los dioses ya que poco  después de ganar la guerra de Troya el susodicho Agamenon es asesinado por su furiosa esposa Clitemnestra.

Pero eso no es todo ya que Atenea aún furiosa por no ser considerada la más bella de imperio heleno  crea un ejercito de héroes en contra del pobre París. Entre esos héroes se encuentra como no Aquiles que a pesar de ser invencible muere de un tiro en su frágil talón y Odiseo o Ulises en latín que después de diez años combatiendo sin descanso en la gran guerra de Troya que más que de Troya tendría que llamarse la guerra de las diosas resentidas. Intenta volver a su hogar donde su esposa Penélope es cortejada por cientos de pretendientes que le creen muerto y su hijo que por no querer ver a su madre casada con otro sale a buscar a un padre que cree muerto y todo esta trama dura los mismos diez años de la guerra, es decir, Odiseo se va a Troya con 30 y regresa con 50 años vaya lío de diosas resentidas.

Y ya no hablar del famoso caballo que entro en Troya llena de fieros guerreros ni de las malvadas sirenas que pretende llevarse a las profundidades a cualquier enamorado marinero.

Ni del asesinato de Héctor el hermano de París por parte de Aquiles, considerado luego mártir de la historia, y Casandra la hermana pitonisa que antes que empiece la historia predice el fin del imperio troyano.

 

Lo único real es que ya antes de nuestra era los culebrones eran muy populares y que estas historias ahora en nuestro tiempo sería un verdadero libreto de telenovela venezolana.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Etiquetas:
 Share on Facebook Share on Twitter Share on Reddit Share on LinkedIn

2 de respuestas

  1. Vaya mazazo,que ha dado HOMERO, A estos que se creen los inventoores de los culebones,La ILIADA y la ODISEA les demuestralo contrario,solo que aquellas historias,se entremeclaban a los Diose del OLIMPO.Y en las telenovelas, salen Caciques, en vez de Dioses.jaaaa jjjaaaaa.

    • daliaferry

      Jajajajaja, cierto! Ellos creen que inventaron los culebrones pero la realidad es que los dramas existían mucho antes de nuestra era.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *