Descartemos el revolver

Perder es un vicio

El sábado me entregaron un premio y cuando tomé la palabra me puse a hablar de mis derrotas. Noté que la gente se miraba entre sí, como diciéndose «¿pero tan perdedor es este chico que no sabe cuándo gana?». Había … Sigue leyendo →

Read More »

Muerte en el banquillo del Bernabeu

Hace algunos años, para que no molestase en la redacción, el jefe de deportes de mi experiódico me envió a entrevistar a un jugador del C.D. Ourense. No recuerdo bien su nombre. Era algo de Acuña. Nos fumamos un paquete … Sigue leyendo →

Read More »

Queremos tanto a Gilda

Esta noche mi perra pasó por la piedra doce novelas, en silencio y lentamente. No tiene misterio: los libros estaban a tiro, encima del sofá, y los destrozó con verdadero gusto. Cuando eres perro, la destrucción también produce deleite. Entre … Sigue leyendo →

Read More »

Continúen durmiendo

Me encontré con Salcedo a primera hora, en la calle Progreso. Él bajaba fumando, con el cigarro apagado, y yo subía dándole patadas a una lata de coca-cola, como en la infancia. Era tempranísimo. Por lo menos, las once. Noto … Sigue leyendo →

Read More »

Borrachos para siempre

Hace unos años, por el Día del Libro, mi jefa me sorprendió ojeando pornografía en Internet, y me pidió que, por favor, saliese a airearme y, de paso, entrevistar «a uno de esos escritores» que acudían a firmar ejemplares, aprovechando … Sigue leyendo →

Read More »

Aquellos sí eran puticlubs

Hay muchos puticlubs, pero ninguno es el de Junta Larsen. Ni el de don Anselmo. La literatura está plagada de prostíbulos que solo son eso, prostíbulos, hombres, mujeres, mala música, olor a desinfectante. En cambio, las «casas» de Junta y … Sigue leyendo →

Read More »

Pantojazo de sábado noche

El pantojista, ¿nace o se hace? Difícil pregunta. Cabe la posibilidad de que el pantojista ni exista, o sea de una estirpe que se extingue, al mismo tiempo que se apaga la cepa de las tonadilleras. ¿Porqué quién puede recoger … Sigue leyendo →

Read More »

Era poco matarlo

Tuve una camisa color salmón. Y me la puse. No mucho, pero incluso una vez, fue bastante. Resultó uno de esos crímenes de juventud, como cuando telefoneas al instituto, diez minutos antes del examen, para alertar de que has colocado … Sigue leyendo →

Read More »

Un buen café siempre está asqueroso

Me pasé mi primera semana como periodista pagando cafés a la gente de la redacción. Y a los compañeros de publicidad. Y a los de maquetación. Y a los de la rotativa. Y al informático. Incluso al de mantenimiento. Me … Sigue leyendo →

Read More »

Hombres de acción

En mi familia nunca hubo verdaderos héroes hasta que el tío Cuco, en algunos sitios conocido como José, se hizo contrabandista. Ese día se enroló en una hermosa aventura que lo tuvo seis años durmiendo en un panteón del cementerio, … Sigue leyendo →

Read More »