Blog del escritor Carlos Gamissans

El punto sin retorno

Estoy llegando a ese punto en que cada palabra tuya se convierte en un regalo. El mínimo gesto es un motivo para seguir ilusionado con el mundo. Un aleteo de tu pelo esconde el firmamento. Una nube tóxica se transforma en fuente de besos. El amor se ha convertido en materia de tu piel, en accesorio de tu cuerpo.Estoy llegando a ese punto de no retorno en el que regreso a ti para enco...

Read More »

Aviso para navegantes

12 de diciembreDespués de veinte años dedicándome a la fotografía, me siento decepcionado. Si bien puedo vivir de lo que siempre creí mi vocación, he ido llenando el camino de renuncias tan grandes que me resulta imposible considerarlo un éxito. Soy un fotógrafo profesional, en el peor sentido del término; un funcionario de la cá...

Read More »

Hayedo de Jordá

Hundir los pies en hojas como espuma, no ver nada de lo que se oyesalvo los troncos detenidos en el eterno paso de su danza.Tus propios pies te acechanen el velo apenas rasgado del misterio.El brillo del diamante palidece ante la luz acrisolada con que baña a su antojo el sollas ramas de los árboles. Hago amistad en el camino con las mariposas. Amantes inconstantes,te acompaña...

Read More »
Tags:

Prosa alcohólica

Intento escribir pero la punta de todos los bolis está gastada. Se me ha secado la saliva por contener el beso. De mi lengua saltan notas discordantes que buscan el amparo de tu nombre. Quisiera ser un rio desbordándose en tu cuerpo, afluente mayor de tus venas.El mar te mira directamente a los ojos, con la fiereza de una ola que planea venganza. Tus ojos aceptan el duelo; a mí...

Read More »

La condena de la sonrisa

La sonrisa era la más triste de todas las expresiones. Carecía de libertad, no era más que una mueca. El hombre dueño de aquella sonrisa abusaba de ella, utilizándola en cualquier momento y circunstancia. La usaba para disimular, para engañar, para burlarse y despreciar a sus innumerables enemigos. La sonrisa no tenía más remedio que cum...

Read More »

La carga del tren

Miro por la ventanilla del tren. De vez en cuando me detengo en rostros anónimos que apoyan sus cuerpos de diversas formas en los asientos azules. Algunos se hallan ensimismados en canciones que oyen a través de auriculares y en mensajes que envían a través de móviles; otros (imagino) se concentran en pensamientos propios. En cada estación bajan dos, tres ...

Read More »

El lenguaje perfecto

He estudiado decenas de lenguas (indoeuropeas, afroasiáticas, sinotibetanas, austronesias…), he aprendido varios alfabetos y he dedicado mi vida a la traducción y a la lingüística. En vano. Ahora lamento con amargura haber perdido tanto tiempo en actividades estériles y temo que, a mis cincuenta años, sea demasiado tarde para desarrollar la empresa m&...

Read More »

El esclavo de Google

Trabajo ocho, nueve horas diarias al servicio de Google. No en Google, sino por y para Google. Para que el buscador se digne a colocar en la primera página de resultados a las empresas que me pagan por ello. No es tarea sencilla. Google tiene más pretendientes que Miss Venezuela. Todos lo (¿la?) desean. Él (¿Ella?) sabe que su poder es absoluto. Exige constantes ...

Read More »

Hoy despierto de mi “Duermevela”

Después de cerca de doce meses de trabajo, he acabado de revisar la que será mi segunda novela: Duermevela. Cuando terminas un libro en el que te has volcado intensamente, albergas sentimientos contradictorios. En general predomina la satisfacción (y hasta el alivio) por haber concluido la historia que proyectaste tiempo atrás en tu mente. Habría sido f&aacu...

Read More »
Tags:

La democracia representativa es una farsa: ¡viva la democracia directa!

Hoy quiero escribir sobre política. Pero no sobre la incierta situación actual en el panorama español, sino desde un punto de vista más abstracto y teórico. En mi opinión, la política debe transformarse de forma radical en el siglo XXI, abandonando el actual sistema representativo en el que los partidos, y especialmente el gobierno de turno, ostenta...

Read More »