Halloween 2020: doblete

 



Halloween 2020: doblete


Ciertamente, estoy tan alejada del mundo con la pandemia de por medio que se me había olvidado por completo que es Halloween. Así que, he pensado algo nuevo que, además, refresca el blog. Os dejo estas dos entradas publicadas, ex profeso, para esta festividad hace tiempo...

 




1.     1.  Una historieta bastante Pulp, fresca y actual –muy joven—, de 2014 que titulé Halloween terrífico. La verdad, me he reído bastante releyéndola y comprobando lo que he madurado literariamente desde entonces.


Halloween terrífico


Estábamos celebrado Halloween en casa de una amiga. Había de todo: priva, pirulas y Moby-Dicks a tutiplén. Mi chica iba disfrazada de brujita insinuante: curvas perfectas,  labios carnosos y  pechos redondeados... Cada vez que la miraba me apetecía comerle el pico e introducirme entre sus carnes. Me excité tanto mirándola, que la arrastré al cuarto de baño. Me senté en la tapa del inodoro; ella movió sus caderas... ¡Guau! Mis dedos recorrieron sus muslos y acariciaron sus nalgas. La bajé sobre mis piernas. Nuestras lenguas se enredaron en los interiores acuosos, relamiendo hasta la última gota del alcohol que traspiraban. De repente, varios golpes en la puerta nos cortó el rollo...

—Nanos, la luz se ha ido —dijo Marc, flemático.
—Se habrán fundido los plomos, ¡capullo! —contesté de mala gaita. Le hubiera roto la cara.
—La TV se ha encendido sola. Hay un programa extraño…  —siguió mascullando.
—Jajajaaa… ¿Tú flipas, tío? —contestó mi nena desternillándose.
—Es cierto. ¡Salir de una puta vez! —bramó Cris.

Luna y yo nos miramos alucinados. Cris era la única que no se metía viruta y, por lo tanto, estaba lúcida. Salimos pitando. En el salón estaba la panda hipnotizada con el LG de 42’. La pantalla mostraba imágenes sucesivas del Congreso de los Diputados: los políticos masacrados.

—Buen montaje —dije, dando por sentado que aquello era parafernalia.
—Para lo que sirven —soltó Marc.
—¡Ya te digo! Para trincar la pasta y dejarnos con el culo al aire —sugirió Luna.
—Quiero una Tarjeta Black —insinuó Cris.
—¡Coño! ¿Y quién no? —sentenció Javi.
—Al tajo, tíos. No dispersaros que en España todos somos hijos de Curro Jiménez. Poner otro canal —solté con mal talante, sorbiendo los últimos gránulos de perico que revoloteaban por el interior de la napia.
—Es el único que funciona —contestó Fran, áspero.

En la siguiente imagen, una presentadora salió al plató con la ropa hecha jirones; llevaba los brazos repletos de rasguños. Detrás, Screen amenazándola con un cuchillo inmenso. Reímos a carcajada limpia.

—¡Que guasa tienen…! Son unos putos cachondos  —dije.
—Calla nano. La cosa no pinta bien —sugirió Fran.
—Porque seas segurata, no estás en posesión de la verdad absoluta —repuse.

La locutora habló:

—Estamos en directo realizando un informativo especial Halloween…  —paró en seco.

Screen le metió una puñalada en la clavícula. Ella chilló; la sangre espesa y grana, resbaló por su cuerpo. Siguió hablando…

—El fin del mundo se acerca —terminó de largar.

El psicokiller se cebó con ella. La pantalla se fundió en negro.

—Nanos, ¿habéis visto? Ha sido más real que un snuff movie —soltó Marc con los ojos enajenados.
—¡Joder! Ahora el que no se ríe soy yo —solté con el semblante rígido.
—¡Estamos acabados…! —indicó Javi.
—¡Que no cunda el pánico! Aparqué el furgón del curro justo enfrente. Quizás nos venga bien dar un paseo… —repuso Fran.
Lo miramos flipados…
—¿Qué pasa? Era una sorpresa. Quería daros una vueltecita con el buga de la pasta gansa —terminó por decir.
—Nos vendrá de huevos —aseveró Cris.

Antes de subir al vehículo, escuchamos música en el centro de Karate Gu. Entramos. Había una fiestorra: todos iban disfrazados y hasta las cejas.

—Veis, es una broma macabra. Hoy es la noche de los muertos. ¡Qué miedo! ¡Booo!!! —dijo Luna riendo.

La melodía galopó a marchas forzadas. Los invitados comenzaron a bailar frenéticos; se hizo el caos. Los vampiros se abalanzaron sobre los demonios. Jason asesinó a la niña del exorcista. Freddy descuartizó a Chucky

Sólo una figura se mantuvo apartada. Agazapada en la esquina; cubierta por una capa oscura. Un púgil indefenso. Fuimos a socorrerla. Cogimos  katanas y nunchakos. Inmediatamente, la emprendimos con todo bicho viviente. Al acercarnos a la víctima, una lengua kilométrica y gelatinosa, se expandió delante de nosotros.

—Es el puto strongoi de Guillermo del Toro —dije férreo, a lo Vin Diesel en Riddick.

Rajé, de parte a parte, ese apéndice repugnante y mortífero que nos amenazaba. Veloces como guepardos, nos echamos sobre la repulsiva aberración hasta triturarla. Acto seguido, salimos del garito, subimos al blindado y emprendimos nuestro terrífico viaje. La city estaba en penumbra. En las calles, reinaba el terror. Giramos hacia la avenida y un ejército de zombis nos cortó el paso.

—¡Es el fin del mundo!  —insinuó Manu.
—¡Cállate, hostia! Que no me dejas pensar —grité.
—Tranquilos. Voy a echar marcha atrás —dijo Fran.

Imposible. La legión de muertos vivientes se arrojó sobre nosotros. Estábamos rodeados. El furgón blindado comenzó a moverse como una mecedora de madera noble con carcoma. Mis colegas, gritaron.

—¡No! ¡No! ¡No…! —voceé cuando los cristales cedieron y un zombi putrefacto mordió mi brazo.

La luz murió.

—Calma Alex. Has tenido una pesadilla —dijo Luna acariciando mi rostro empapado de un sudor gélido.
—¿Seguro…? —pregunté frunciendo el ceño.

Luna estaba recostada sobre la cama. Su sonrisa era brillante. Enrosqué mis dedos en su melena azabache: no era un sueño.

—¿Qué te pasa? —indagó mi chica.
—No tiene importancia. ¿Qué haces vestida de bruja marchosa? —curioseé.
—Es 31 de octubre. Esta noche celebramos Halloween en el piso de Cris. ¿No me digas que lo habías olvidado?
Deslizó sus uñas de gel por mi pernera. Me puse como una moto
—Algo parecido... Nena he tenido un mal sueño, pero, ahora ya no tiene importancia.

La abracé y la poseí frenético. Gozamos cuajados en nuestros excesos. Destrocé el disfraz que llevaba. Podía vestirse de todo menos de bruja picarona. Mal pálpito.


©Anna Genovés
24/10/2014







1.      2. Artículo de investigación sobre el origen de la Noche de Difuntos –este año, triste y limitada. Pero, la vida sigue y tenemos que adaptarnos— bautizado con el nombre de Fusión de mitos, que escribí un año después.


Fusión de mitos


Fusión de mitos

Cuando escuché por primera vez que las religiones actuales eran reproducciones cosmogónicas de los antiguos credos, por casi me da un pasmo. Claro, era una jovencita que acababa de salir del cascarón y anidaba en las aulas universitarias con unas libertades que, por desgracia, desconocía. Siempre fui muy retraída, y mi educación estuvo guiada por una vara de obediencia que pocas veces me atreví a cruzar. No porque me dieran tundas: nunca lo hicieron. Sino porque mi entorno estaba marcado por una aureola temerosa que prefería evitar. En fin, cosas de la inmadurez de antaño.

El caso es que, este cisma, me carcomió las entrañas durante meses; no quería entender que La trinidad cristiana estaba relatada en Los Textos de las Pirámides, tal cual: «Yo soy la vida, el señor de lo ilimitado, que Atum el antiguo ha creado para su potencia, cuando nacieron Chu y Tefnut en Helióplis, cuando lo único existía y se convirtió en tres». Hasta que lo leí en la página 155 del libro Los mitos y la teología de la religión egipcia. Un ejemplar que guardo con verdadera devoción. Tampoco imaginaba que los símbolos místicos existían desde el principio de los tiempos, como por ejemplo en el cartucho de la reina Nefertiti, donde aparecen varias cruces...


O que Ana derivase de una diosa pagana llamada Danna, Anu, Eanna… u otros nombres, dependiendo de la religión predecesora. Esta deidad, estaba tan arraigada en las gentes que, en el Medievo, durante la cristianización celta, se optó por aprovecharla para la figura de Santa Ana. Esta fórmula, se repite en el santoral en numerosas ocasiones. Ahora, lo tengo muy claro, pero entonces hasta creí que era una herejía. Ya lo dice el refrán: «La ignorancia es muy atrevida».

Que, ¿por qué os cuento esto? Porque quiero hablar de una fiesta muy en boga, de la que muchos huyen por su perspectiva anglosajona, cuando a lo largo de la historia han existido tantos sincretismos religiosos. Sí, hablo de Halloween, cuyo origen también procede de los moradores de la antigua Europa Oriental, Occidental y parte de Asia Menor. Allí, hace bastantes siglos, vivieron los druidas: adoradores del roble que creían en la inmortalidad del alma. Ésta, cuando moría un individuo, se introducía en otro cuerpo hasta la caída de las hojas en otoño; entonces regresaba a su antiguo hogar. Allí le proporcionaban los víveres necesarios para seguir su camino –de donde surgió el juego del truco/trato con las golosinas—. Y así, sucesivamente...

Esta tradición, con el tiempo, se unió a la invocación del señor de los muertos o Samagin, justo el mismo día. A esta omnipotencia pagana, se le consultaba para predecir el futuro, la salud y la prosperidad. Con la llegada del cristianismo, no todos olvidaron sus antiguos ritos. De modo que se añadió dicha celebración a la fiesta de los difuntos. Y, como hablamos de una sociedad medieval repleta de mixturas étnicas, y muy supersticiosa, el culto se sazonó de brujas, demonios, fantasmas, monstruos y toda la parafernalia existente.

Se puede decir, que Halloween es una práctica ancestral, que ha seguido viva de generación en generación, principalmente, en el mundo inglés, y que cada vez está más extendida por el planeta. Así que, si os apetece, ¡celebrad Halloween! Y si no, pues, ¡vosotros mismos! Eso sí, hagáis lo que hagáis, divertíos; en el fondo, todos somos unos pequeños monstruitos.

En la actualidad algunas de estas fusión se dejan ver en la notabilisima serie: Vikings 

Todo se repite; ya lo dejo Kubrick en su  A Space Odyssey 

Enlaces de interés

¿Cuál es el origen de la fiesta de Halloween? Revista MUY INTERESANTE 

¿Cuál es el origen de la fiesta de Halloween? Revista MUY HISTORIA

©Anna Genovés
25/10/2015




Allí donde estéis, buen finde




©Anna Genovés

31 de octubre de 2020


#halloween #halloween2020 #distanciamientosocial #mascarillas #fiestascibernéticas #horror #ghost #costume #everydayishalloween #smallbusiness #hauntedhouse #halloweendecorations #illustration #jackolantern #dark #covid19 #horrormovie  #sfxmakeup #pandemia 




Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.