CANCIÓN POSITRÓNICA por JUAN CABRA




Imagino que cuando nuestros cerebros esténconectados a la red
alojados en servidores que se expandan por una memoria infinita
en todas direcciones
como universos donde no puede existir ni el error
ni la muerte
con sus códigos
numéricos
perfectos
que no necesiten cuerpos
podremos hacer lo que queramos con nuestros deseos
imagino que podremos meter nuestra alma en la de un pájaro
solo por diversión
como un juego
como unas vacaciones de aventura
para sentir la libertad desde dentro suyo
sentir cómo piensa un pájaro
cómo vuela
sentir su pequeño corazón latiendo
y ver a los mosquitos como manjares,
ver las corrientes de aire como autopistas
y ver a los hombres atascados en sus ciudades
apoyados en lo alto de uno de sus semáforos,
participar en un simulacro de esos que hacen
de batallas de avionetas de la 1ª guerra mundial
persiguiéndose por el cielo de los parques,
asomarse a cornisas de edificios sin ningún miedo
cantando canciones perfectas
en todos los tonos
sin la necesidad de estribillos repetitivos
sin un principio y sin un final
y sin una maldita verdad detrás,
simplemente cantar,
imagino que lo más cerca que puedo estar de sentirme como un pajaro
son estas vacaciones del 1 al 7
después de haber atravesado la autopista en una burbuja de aire acondicionado
frenando solo un poco antes de los radares
perdiendo la mirada en el horizonte despejado
y solo cambiarla hacia los putis de carretera con dos coches
aparcados
o hacia dentro de los coches que me adelantan
y hacia tus rodillas apoyadas en el salpicadero.

Llevar esta resaca de éxtasis y
fumar nada mas despertarse
con el mediterraneo ya hirviendo
y el sol en lo más alto,
meterse al mar
y salir ya despejado pero aún notando la química
en los pensamientos,
tumbarme estrategicamente para tener una buena perspectiva
con el sol brillando encima del mar
y cayendo a plomo sobre los poros de tu cuerpo
y ver tu tripa como si fuera la línea del mar subiendo y bajando
acompasada con el sonido de las olas golpeando contra la orilla
y no conseguir distinguir sus pequeñas 
piedras arrastradas con las eses que salen de tu boca,
imagino que de momento eso es lo más cerca que puedo estar de sentir
como sienten los pájaros,

quizá somos codigos perfectos
en una especie de vacaciones o una performance
dentro de otros organismos
que han utilizado para disfrutar de la simplicidad de pensar solo en el poder
y en follar
una breve porción de tiempo para ellos dentro de la infinidad
perfecta
en la que viven
pero que a nosotros se nos hace eterna aquí metidos
dentro de estos monos embrutecidos
por el sexo y el dinero,
piensa en ello yo voy al chiringuito a por una sangria con hielos


Juan Cabra


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.