La Palma más sincera

No hay nada más maravilloso que la espontaneidad y la frescura en el arte, sobre todo, en fotografía. La mirada sincera y veloz del objetivo de la cámara capta como nada más puede un instante congelado de vida. Hay veces, sin embargo, que los fotógrafos profesionales, sometidos a la presión comprensible que su carrera les exige, presentan trabajos demasiado preparados, encorsetados o rebuscados. ¡Qué difícil es mantener la originalidad y ese algo especial que se le pide a un artista!  Por esto mismo son tan fantásticas iniciativas como las maratones fotográficas, porque permiten descubrir el talento puro, sin artificios ni exigencias, de autores en muchos casos aún desconocidos que no se ven apremiados ante la obligación de hacer obras maestras en cada click de su cámara.

El patio del Casal Solleric acoge hasta el 8 de abril una selección de fotografías ganadoras y finalistas de la 32a edición de la maratón “Palma Fotográfica” que se celebró el pasado mes de enero como una de las iniciativas impulsadas desde el área de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Palma en colaboración con Fundación Palma Espai d’Art y numerosas casas comerciales. Bajo las temáticas “paisaje urbano”, suelos y pavimentos”, “asomándose”, “callejones”, “foto documentos” y “feminismos”, los participantes han hecho una radiografía de los temas que más han preocupado a la sociedad este último año. Diferentes enfoques pero mismas inquietudes se reflejan en la gran cantidad de fotografías de carteles de “Palma para quien la habita”, de instantáneas de banderas en alusión al conflicto independentista, del drama de los sintecho, así como en los sentidos homenajes a los difuntos negocios emblemáticos de Palma como el Bar Bosch, desaparecidos, para pena de muchos entre los que me incluyo, en estos últimos meses.

Sorprende muy gratamente la calidad de las fotografías expuestas en las que sigue reinando el blanco y negro como supuesta estética artística por antonomasia de la fotografía. Es una muestra que sabe a poco porque exhibe el gran talento latente que vive en Palma, una ciudad no sólo bonita y atractiva sino además, muy fotogénica.

Crítica de arte publicada originalmente en el Diario de Mallorca el 2 de abril de 2018

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*