Veo cómo sonríe Marilyn.

Veo cómo sonríe Marilyn.
Sonríe y mira el limonero.
Ahora querrá extender la mano
porque la fe en la creación le llega de todas partes.
En posición de pulpo
y como si el cielo la atragantara
se estira.
Está pálida y feliz.

La fe en la creación de súbito
podría borrarle las manos enrojecidas
podría borrarle los pichoncitos que colecciona en el pecho
o, quizás, le resulte muy amarilla la vida
y quiera interrumpir
su propia fe llenándose de oraciones.

¿Con cuál de todas las dolencias
irá lentamente a dormir la siesta?

Se desliza por las sábanas como si muriera
y con la fe todavía haciendo un alto
se cierra
como la fruta que no sabe
que pronto acabará pidiendo
no caer.


de Marilyn, inédito.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*