Dos poemas


1




Paso la mano por la mesa.
Tiro las migas de la cena y veo
en un esquinero de la cocina
una servilleta.
Una servilleta sucia.

Voy a barrer, pienso
y voy juntando migas
hasta llegar a la servilleta.


Limpio
y echo todo en la basura
que mañana sacaré a la vereda.


Voy a la cama y recuerdo
a la servilleta
en un rincón de la cocina
ni cerrada ni abierta,
irrecuperable
como una enamorada.



(de La casa, inédito)




2




Marilyn llora.
¿Será el asombro por la flor
que nace en nombre del pasado?
¿Será el día blanco llegando
a ensuciar su jardín de luces?
¿En nombre de qué tristeza llora?
¿Llorará con fe, mientras permanece
apoyada sobre sus desencantos?


Marilyn llora.
Marilyn todas las mañanas llora.
Esto es cierto.
Esto ocurre ahora mismo
como si el mundo diera un vuelco
y en dos soplos
se convirtiera en nube.



(de Marilyn, inédito)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*