La influencia de los escritores según Harold Bloom

Recientemente me he leído el libro del estadounidense Harold Bloom, uno de los críticos literarios más importantes de la actualidad. Vamos, un peso pesado de las Letras. Carlos Gamerro, escritor y traductor argentino de Bloom, ha recopilado en El canon literario, las ideas principales de El canon occidental, publicado en 1994.


En este libro, se hace un  repaso de los grandes maestros de la literatura por medio de la influencia que marcaron en autores posteriores y por quiénes se dejaron influenciaron. Chaucer, Dante, Shakespeare, Austen, Kafka, Cervantes, Tolstói, Whitman, Joyce, Proust o Borges pasan a ser los autores canónicos de la tradición occidental según Harold Bloom y jamás podrán ser descanonizados. Además, argumenta que ellos son los que conforman la columna vertebral de nuestra civilización y que al fin y al cabo, los buenos escritores solo compiten con los muertos (esta lucha literaria entre el escritor nuevo y viejo la denomina agon).

Esa competencia se ha dado en toda la historia de la literatura y se ha visto, en multitud de ocasiones, como una angustia, ya que el precursor nunca podrá superar al antecesor. Aunque, a diferencia de otras épocas, en el Renacimiento, la influencia se recibe como un don más que como una pesada carga. Sin embargo, después comienza la angustia de las influencias y los grandes duelos literarios.



Así, el canon se convierte en una fuente de autoridad a la que hay que seguir. Tanto es así que la vitalidad de un autor y su obra se mide por su capacidad de influir sobre otros. Dante y Shakespeare, por ejemplo, son los que más han influido en los escritores posteriores. James Joyce llegó a decir: «Después de Dios, Shakespeare es el que más ha creado. Ante la pregunta de qué libro me llevaría a una isla desierta, dudaría entre Dante y Shakespeare, pero no por mucho tiempo. La obra del inglés es más rica y se llevaría mi voto». Goethe en los escritores alemanes: Hegel, Schelling, Schopenhauer, Marx o Nietchez.

Y ahora os pregunto, ¿qué autor del pasado os ha influido de manera considerable a la hora de escribir?, ¿y a la hora de leer? Venga, aquí no hace falta rivalizar. Sabemos que los clásicos siempre ocuparán su silla literaria. Lo bueno que hay que hacer es aprender de ellos y seguir nuestro camino.


Escrito por María Bravo





Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*