Juntas

Siempre llegan juntas a mi vida: la lluvia y la tristeza. Estaban ahí aquella noche que me quedé tirada en la puerta de un bar cutre con un vestido rojo putón que me regaló una semana antes. El día que mi mejor amiga se casó. El día que la velamos. O la mañana de las dos rayas en el Predictor,  conteniendo, rosa sobre blanco, toda la soledad del mundo.

Así que, hoy que llueve, espero. Hoy, al menos, sé que ocurrirá algo.

BVT

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*