Cuestión de medida


cabe la juventud en el perfil
de la huella enamorada y pequeña
de otros pies perdidos junto a los tuyos
hendiendo para siempre y para nada
aire y arena

las frustraciones de una vida
caben en una barra
de labios color carmín
en la tapa de un tupper
que no se encuentra

el miedo más primario
en el silencio entre tono y tono
del timbre de un teléfono
que no suena

y todos los amaneceres caben
en esa rendija que se ilumina
              cuando vuelves a casa
debajo de la puerta

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*