Fuera


Cada cual tiene la suerte del día en que nació.
Antonio Hernández

La noche se asfixia pálida sobre mi cabeza 
Entre un fulgor de estrellas ahumado
Unas planchas de hierro oxidado son
Lo único que me separa del abismo
Yo observo tiritando
El fuego que nunca será calor
A la loca de los gatos del quinto
                            o mi futuro 
Insomne colgada
Apago una colilla en la baranda 
Y esquivo o saludo a gente
Que sube y huye de la peste
Que corre y huye de los polis
Que cae y huye de la vida
En la escalera de incendios

A otros les tocó en suerte
Un techo blanco un suelo firme
El lado seguro del cristal

Peor para ellos


B. Vargas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*