Espina


Una clara conciencia de lo que ha perdido,
es lo que le consuela.
Jaime Gil de Biedma

que esa emoción ya estaba herida
de muerte.
José María Álvarez



Ya no te aguarda el rastro de la rosa
Acaso un par de pétalos cansados
Pegados a la suela de tus botas
El tallo roto inerte sin corona

No me mires así
Por los dos ha pasado el tiempo y hoy
Tú estás más calvo y yo
Soy menos de lo que dejaste
No te extrañe si me besas
Que te sangren los labios


B. Vargas
Imagen: © Helmut Newton

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*