Carpe corpem



Cómo decirle al Tiempo que el otoño es mentira
y que la vida puede valer lo que una noche
Aurora Luque

Todo lo que nos queda, todo y nada:
Juegos para aplazar la muerte.
Juan Luis Panero

y coronar la cumbre de la noche
bebiendo de lo oscuro
Luis Alberto de Cuenca



No he venido a esta cama buscando palabras
Ni tienes que darme lo que no te pido
Sabes bien qué busco y también sabes
Que no puedo darte amor
                                          ni tú lo esperas
Pero podemos fingir que este verano
No traerá el otoño y que burlamos
El único peligro de estar vivos

Esta noche le doy gracias
Al vodka o las pastillas que nos nublan
La conciencia del dolor de la tragedia
Del tiempo que se va y se lleva en la resaca
Una marea de nombres y ya nadie
Nos recuerda

Esta noche de verano tiende
A un azul inexorable que es imán
De pieles sexos de sudor y fiebre
Al tacto áspero de sábanas prestadas
Desvestida en una habitación cualquiera
La urgencia de un motel o quizás seas
La antorcha que me guía en el Bósforo
Como a Leandro

Esta noche con olor a alcohol
A ambientador de enchufe en el hedor
Disimulado de este cuarto de papel azul
Moqueta polvo y marcas
Quemaduras
Y regias flores de lis

Solo quiero que esta noche pienses
Que es hermosa
Sí es hermosa
La noche más hermosa para darnos
La ofrenda en tu liturgia hecha de sombras
Desnuda y negra

Abre la ventana
                          mira
Cómo cae la noche y victoriosa
Vence al sol que se está hundiendo

Ven y morderé tu risa 
La risa descubierta que pedía Cirlot
Deja que hiera
Tu cuerpo con un filo de cuchillas
Esta noche
De lengua eléctrica su halo en blancas ondas
O enciende un cigarrillo y bésame
Luego en la boca

Deja que me postre y hoce
En el húmedo ostensorio de este dios
Que me hace hombre

Deja que pronuncie entre tus nalgas
Una jaculatoria tibia que los labios claman
Que respire con fervor las suaves luces
Del turbio hálito de mujer perdida
A la orilla de unos versos de Pavese

Vamos a beber
                        lo que aguantemos
Te quiero así
                     puta y borracha
No importa que mañana como Eneas
No vuelva a verte

Vamos a ahogarnos juntos
En el Leteo amniótico que en su ámbar
Nos ofrece generoso el whisky

Vamos a perdernos para siempre
Porque no hay
                       más o pégale
A mi alma una patada en los cojones
Que se joda de una vez

Solo vamos a follar y a ser sinceros
A decir que nunca
Tendremos tiempo para más
Y es suficiente
Y la felicidad
Quizás sea sólo esto

Pero vamos
Sin perder más tiempo
                                    porque puede
Que estén brotando ya las flores
Que adornarán mi tumba


--MMM--

[Este poema se publicó por primera vez en el número 1 de la Revista de Literatura "Psicopompo", Plasencia, Cáceres, 2015]

Fotografía: detalle del 'Rapto de las Sabinas' (1582), escultura en mármol de Giambologna.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*