Diez segundos


Otra noche que atravieso
Desde el involuntario pasmo
Desde el vértigo
           y ya van tantas
Solitario del insomne

Si alguien me preguntase
Le diría que no pienso en nada
Pero sería mentira

Pienso en sus palabras
En si alguna vez la conocí realmente
En el sonido de la puerta al cerrarse
En cómo se puede llegar a odiar 
El rumor de unos pasos en el rellano
El tintineo de unas llaves
Intento ahumar el peso en el pecho
Que me lleva a la sima
A la cama a la paja en seco
Y pienso que todavía
               qué asco me doy a veces
La quiero
Aunque sé que cuando termine el cigarro
Llegaré a la misma conclusión de siempre
Que es mejor que finja que no
El resto de mi vida
Hasta que deje de hacerlo

Patetismos aparte también pienso
Que últimamente detesto bastante
Todo lo que escribo
Lo que viene a ser lo mismo
Que decir que detesto mi vida
Y que debería dejarlo
Pero aquí estoy a las
                         vamos a ver
1:17 de la madrugada
Tecleando como un poseso
Porque si no lo hiciera
Tendría que drogarme o irme de putas
Y eso sale más caro
Y los diez euros que me quedan
Después de pagar diversas pensiones
Son para el Hemoal
Y aspirinas
Pienso en la vecina
Que se da un aire a la Bellucci
Mientras me pongo a ello
Porque me relaja y me recuerda
Que no la necesito
Que no tengo que cargar
Con deudas con histerias
Con celos ni cotilleos
Para un ratito de
                       cómo explicarlo
Para poder tocarme a gusto
Y cuando quiera
Los huevos

Y me enamoro porque me pongo
Tontorrón diez segundos
                        antes de correrme
De sus labios de sus pechos
De esa pose inocente
De no haber roto un plato
Y esa cara de feladora experta
Esa boca capaz de succionarme el veneno
                           piano piano
                           brava
Que la otra me dejó

Y en pleno éxtasis amoroso
Tu imagen regresa
Porque el amor estaba en el aire
Era algo abstracto
              como las caries
              como la Muerte
En las noches en las charlas con los amigos
En los bancos del parque
En las pajas solitarias
Antes de conocerte
Porque desde aquella noche
En la plaza junto a las motos
El amor tuvo para siempre
Tu nombre tu voz
Tu culo tus tetas hechas
A la medida de mis manos
                    y no puedo parar aunque no quiero
                    correrme pensando en ti
                    porque no te lo mereces
Y nos recuerdo
Felices en la playa
La noche que nos pillaron
En la cama de tus abuelos
                   y no puedo parar
La cara de tu madre asomando
Por la puerta 
                   joder no puedo
En el momento
                   ya está

Y me cago en el insomnio
Los instintos y la inercia
En la sangre que bulle mientras
Sacudo la cabeza
Y busco a ciegas un pañuelo
Que me limpie la mierda
Y la imagen de tu madre
Del subconsciente
Ballerina Vargas
Imagen: © Garry Winogrand. Coney Island, 1952

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*