"Grafito en un monumenro a Luis Cernuda", de Manuel Mantero

Manuel Mantero
Grafito en un monumento a Luis Cernuda



Como te adoran, ídolo. Te ofrecen
miel, cisnes, fuego. Sacrifican
ingles de pluma, posteriores gracias
en lenta ondulación que admiran
tulipanes vencidos hacia un lado,
versos de otoño en labios de mentira,
ocios de comentarios litorales,
muros y limbos. La hermosura física
a tus pies arde, ídolo, en la noche,
dichosa de pensarse fugitiva.

Si hablar pudieses, no pedirías nada.
Si lágrimas tuvieras, llorarías.
De tu sed solitaria ¿ellos supieron,
tu sed de eternidad? Más tú sabías
que la existencia de la sed supone
la existencia del agua. Fue tu vida
ascensión dolorosa adonde rigen
musas y dioses. Donde todo es cima.


 
De su libro
Primavera del Ser,
Igitur, 2003



Otros poemas de Manuel Mantero

 

"Eternidad"     *     "El ángel de la guarda"

"Grafito en un monumento a Luis Cernuda"

"Juventud"     *     "Adiós del iniciado".

"Quizá sea hora de marcharse"     *     "Una copa de vino"    

"Blasfemias de un borracho contra Ariadna"



 Grandes Obras de 
El Toro de Barro
 PVP 8 euros
edicioneseltorodebarro@yahoo.es

llegar limpia de nombres
a tu nombre
sin gestos del pasado
ni voces que reclamen
como recién nacida
que viera por vez primera
a alguien
que no fuera su madre
sin ecos reconocibles
y poder nombrar nuestra mirada
con palabras nuevas
que contengan
la profundidad

del primer día sobre la tierra
Otros poemas de 
Neus Aguado



"El Profeta", de Carlos Morales. De su Libro "S". Ilustración Leonardo da Vinci

 

 









Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.