hola gorrión 2012-10-09 21:37:00

Crecían fuertes como árboles, allá en los bosques, las niñas de mejillas rosadas. Atrapaban al incauto entre sus brazos pequeños y comían, comían su cuerpo ajado por el tiempo y por la vida, comían la entraña con sus dientes de luna hasta no dejar nada. Bebían luego en los ríos, se bañaban, y hasta mí llegaba el sonido de su canto, las voces hermanadas que reían y jugaban.

Yo temía a las muchachas. No así a los niños, a los pequeños de la plaza. Salían de los bosques con sus cabellos largos, brillantes como luces en la noche, y nunca reían. No allí entre nosotros, no allí las muchachas. Quizás por eso las temía cuando me miraban. Quizás por eso, pensaba.

(...)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*